Informe editorial para Las Aventuras de Albert, el pato con pulgar opuesto.

jueves, 19 de enero de 2012 |

A continuación, el primer informe de mi nuevo trabajo editorial. Se trata de la lectura y redacción de un comentario crítico sobre los manuscritos inéditos que llegan a la editorial. 


Informe editorial del manuscrito 993-(3)-Ave
Autor: Pepe Vegasz (sic) [sic]1
Título: Las aventuras de Albert, el pato con pulgar opuesto.
304 páginas.

(1)
La novela es muy clásica en su estructura y en su ordenación de la información. El lector no está nunca confundido con respecto a quién es quién o por qué hace lo que hace. En realidad hay solamente un personaje: Albert –léase Albért; el pato es catalán y vive en L'Hospitalet. Las aventuras de Albert se distribuyen en sendos capítulos y poco de una aventura influye en la siguiente. En toda la novela impera una atmósfera muy cartoon-style, es decir, Albert siempre se recupera rápida y totalmente de cualquier herida –incluso muerte, como ocurre en el capítulo XI, "La aventura de Albert trabajando en Ikea", en que el pobre palmípedo fallece aplastado por una estantería Billy– y en el capítulo no presenta secuelas de ningún tipo.

(2) 
La profundidad psicológica de Albert es probablemente el aspecto más trabajado de esta novela. Vegasz (sic) [sic]  ha sabido plasmar en su prosa directa y en un léxico de no más de 2000 palabras la complejidad del inconsciente animal. Sus referencias a cuentos tradicionales como "el patito feo" –véase especialmente el capítulo XXII, "¡A Albert se le cae el pico!"– resultarán efectivas en el lector que encuentra placer en identificar la intertextualidad, pero fallan en su intento de resultar graciosas, en una ironía pobre que quiere resultar provocadora y resulta, como mucho, un chiste malo.

(3)
Los capítulos VI ("Albert contra los terroristas búlgaros") y VIII ("Albert hace porno en japón") son marcadamente estereotipantes y reflejan una cantidad tal de prejuicios y nociones racistas que, si el texto llega a ver la luz, deberá pasar por un gran filtro legal con el departamento de abogados.Por supuesto, esto puede tratarse nada más que de un intento de Vegasz (sic) [sic] de construir un personaje que sea racista y prejuicioso, pero es justamente en estos capítulos donde la complejidad mental del pato decae en favor de una concepción unidimensional del personaje. Es más probable que su intento sea el de provocar y captar un público que disfrute de las novelas polémicas alla Houellebecq o, de nuestra editorial, cualquier novela de Alfredo Tordos.

(4)
El título de la novela es su mejor presentación. Cada aventura de Albert tiene siempre en su epicentro la afortunada deformidad del palmípedo , que en su ala derecha tiene un pulgar opuesto que le permite, por ejemplo en el capítulo II ("Albert toma clases de flauta dulce") sostener firmemente la flauta y tocar Fray Santiago ante un auditorio de 1200 personas. En el capítulo VI Albert puede activar con su pulgar el detonador remoto de explosivos C4 instalados en la guarida de la Banda de Boris, y acabar con todos.
De esta manera, el verdadero hilo conductor de la novela, y el único, es la mutación del pato.

(4)
La novela acaba con la amputación del dedo por parte de Hilda, la Tortuga Manca, rival eterno del pato y protagonista, como aclara Vegasz (sic) [sic] en una nota adjunta, de su siguiente novela, todavía en proceso de redacción, cuyo título provisional es Las Aventuras de Hilda La Tortuga Manca.

(5)
Vegasz (sic) [sic] solicita que su novela sea tenida en cuenta para la colección Narrativa de Hoy, de nuestra editorial, pero considero que la única posibilidad de Albert de llegar al papel es a través de la colección infanto-juvenil Los Niños También Leemos, y sólo después de haber sometido el manuscrito  a una extensa revisión y acortamiento de la obra, que en sus 304 páginas y 84 aventuras se vuelve monótona y predecible –sobre todo por culpa de los títulos explicativos que arruinan cualquier sorpresa (por ejemplo en "Albert descubre que el asesino es Roberto"). Más áun, la novela tiene capítulos breves que pueden recortarse sin temor a mutilar una obra maestra, (por ejemplo "Albert se saca un moco y lo pega bajo la mesa").3

(6)
Fragmento representativo. Se trata del final del capítulo Albert toma clases de flauta dulce.
El reloj de la sala de espera despedía a los segundos con tics y tacs que resonaban por toda la habitación. Albert, nervioso, comenzó a morderse su única uña.  En momentos en que necesitaba reasegurar su autoestima, encontraba en este ejercicio el único consuelo a su mediocre vida. El pulgar lo hacía especial. Finalmente decidió esperar al maestro practicando escalas, y sacó la flauta de su mochila. Pero apenas tocó dos o tres notas cuando el profesor lo llamó para comenzar la clase. Albert dibujó una sonrisa en su pico y entró.
–¿Has practicado, Albert? –le preguntó el profesor.
–¡Si profesor!¡Para ser un pato, no me sale nada mal!
Poco después, el profesor murió de un pólipo renal.

El primer sic pertenece al nombre del autor, es decir, así firma sus obras: Pepe Vegasz (sic). El segundo sic es para aclarar que el primer sic es parte del nombre del autor.
Estos no son los únicos capítulos, y en una segunda revisión me doy cuenta que ni siquiera son los peores. El capitulo LXVI se titula "Albert trata de reactivar la esclavitud" y está plagado de frases despreciativas hacia los negros (¿es correcto decir negros o debería decir 'afro-catalanes'?) como "El murciélago humanoide sonrió con sus dientes contrastados" (p.194) o "Motumbo tenía hambre, pero esto no extrañó a Albert, que ya había notado la tonalidad oscura del primate(p.196)". 
Transcribo la totalidad del capítulo.

Albert está aburrido. Se saca un moco. Lo mira mientras juega con él y lo convierte en una esferita regular y luego, perdido el interés, lo pega bajo la mesa.

2 Comentarios:

Jordi dijo...

Fantástico.

Mujer pero Sincera dijo...

Jajajajaja! Hace unos días, Dios sabrá por qué ventura, me acordé de ud. y de un tiempo en el que hablabamos mucho y nos leíamos mucho...

Será que usted me recuerda?.
Lo sigo en twitter porque acabo de ver que tiene un user.

Abrazos y besos desde la máquina del tiempo.

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger