Muere en Cataluña Papá Noel y confirma el peligro inherente a un cargo históricamente trágico.

viernes, 23 de diciembre de 2011 |

El último parte médico se dio a conocer hace escasos 15 minutos. El director del Hospital Clinic confirmó en una breve conferencia de prensa que Ernesto "Papá" Noel (45) falleció hoy a las 14:43, luego de varias horas de agonía, como consecuencia de severas hemorragias internas provocadas por la intensa ráfaga de balas que alcanzaron al entrañable personaje en el tiroteo que protagonizó junto a la Banda del Loco Grinch.
La cronología de los hechos permanece todavía sin confirmar, pero se sabe que cerca de las 3 de la tarde de ayer Ernesto Noel, de civil, caminaba por el Paseo de Gracia de la ciudad de Barcelona en una misión protocolar de búsqueda de regalos. Se sabe que Noel lleva a cabo este tipo de reconocimiento logístico previo para verificar stocks disponibles y hacer un balance de acuerdo a la demanda que le llega en forma de cartas y deseos formulados por los niños que se han portado bien1.
Justo cuando Noel llegaba a la esquina de Paseo de Gracia con Gran Via, un miembro encapuchado de la Banda del Loco Grinch lo interceptó y sin mediar palabra le propinó un derechazo en la mandíbula que noqueó instantáneamente al atacado. Testigos oculares añadieron el encapuchado subió el cuerpo inconsciente en una furgoneta Ford de color negro y con cristales polarizados.
Por supuesto, sólo ahora se sabe que el secuestrado era en efecto Papá Noel, pues en ese momento la ausencia del rojo uniforme y de la muy popular pero falsa barba blanca impidieron a los testigos reconocer en la víctima a la máxima leyenda navideña2.
Afortunadamente, ha podido saberse el resto de la historia por boca del propio Noel, que fue sometido a un extenso debriefing apenas fue estabilizado en el hospital. Los secuestradores trasladaron a Noel a una nave industrial en las afueras de Barcelona donde fue sometido a torturas físicas y psicológicas para que revelara la locación secreta donde se almacenan los regalos que se reparten el 25 de Diciembre en territorio Español. El intenso entrenamiento que recibió Noel en la CIA (y que fue financiado, se cree, por The Coca-Cola Company®) impidió que los maleantes obtuvieran la información deseada. Cubierto de sangre, desnudo, atado a una silla y obligado a mirar con los párpados encintados una lámpara de 200w encendida, Papá Noel cayó finalmente en un estado semicomatoso que interrumpió el interrogatorio.
Fue la cara del mismísimo Grinch lo que Papá Noel vio tras recobrar la conciencia. El verde villano ofreció a Noel su clásica sonrisa interorejal al tiempo que apagaba un cigarrillo en su desnuda panza (es decir, de Noel). El Grinch reanudó las torturas pero no consiguió quebrar a Ernesto. Decidió entonces pasar a la extorsión emocional y ordenó a uno de sus secuaces que "lo trajeran". Papá Noel vio entonces con horror cómo pusieron ante sus ojos el cuerpo maltratado y de ojos vendados de Rudolf, alias el Reno de Nariz Roja. Comunicándose con Noel de manera telepática (es bien sabido que los renos no hablan), Rudolf gritó:
—¡No permita que me usen como cebo, señor Ernesto! Nada es más importante que conservar intacta la navidad. Estoy dispuesto a morir, estoy preparado. Ha sido un placer trabajar para usted.
—Muy bien, Ernesto —intervino el Grinch—, supongo que ahora estarás más dispuesto a colaborar.
—Te diré lo que quieras, pero no lastimes a Rudolf. No lo metas en esto, maldito traidor.
—Te escucho.
—El almacén está en…
—¡No! —rogó Rudolf—. No lo hag…
Momento en el cual el Grinch, que goza también del don de lal telepatía, introdujo en el cráneo del reno una bala de 9mm.
Sucedieron a continuación varias cosas a la vez. Por un lado, el Grinch ingresó en un estado de ira descontrolada que canalizó en el extirpamiento de sus propios cabellos y en el vaciamiento del cargador de su pistola en el cuerpo sin vida de Rudolf, todo ello, claro, tras haberse dado cuenta de que al matar al reno había malgastado su última carta y caer en la cuenta, por lo tanto, de que ya no podría quebrar a su rehén. Por otro lado, Papá Noel, lubricado por su propio sudor, consiguió safarse de las cuerdas que sostenían sus manos al respaldo de la silla y reconoció en este momento de descuido del Grinch el único de posible escapatoria. Se abalanzó sobre el verde rufián y consiguió desmayarlo a base de golpear su cabeza contra el pavimento de la nave industrial. Acto seguido intentó correr hacia la puerta más cercana pero, encandilado como estaba por el sometimiento prolongado a la brillante luz de la lámpara de 200w se estrelló contra una mesa y cayó al suelo retorciéndose de dolor. Para entonces ya todo el cuartel grincheano se encontraba en estado de alerta roja y aunque Noel intentó alcanzar la puerta, los secuaces de la banda lo balearon sin más miramientos y, tomándolo por muerto, recogieron al Grinch y huyeron en la furgoneta . 
Desangrándose rápidamente, casi ciego y llorando la muerte de su amado reno, Noel se entrego a los fríos brazos de la Parca, dándose por muerto. Sin embargo, la llegada vehemente pero tardía de la fuerza policial catalana, los Mossos d'Esquadra, consiguió prolongar la vida de Noel lo suficiente como para que pudiera, al menos, relatar los últimos momentos de su vida.

La vacante que Noel deja es uno de los cargos internacionales más codiciados del mundo, aunque también uno de los más peligrosos. No olvidemos que el antecesor de Ernesto Noel, el noruego Aaron "Santa" Klauss, tuvo también una muerte violenta a manos de un grupo de mercenarios vinculados a corporaciones pro-grincheanas. Antes que él, el peruano Nicolás "el santo" Aimara falleció en un atentado que lo tuvo como objetivo y cuyas condiciones todavía no han sido aclaradas.
Autoridades oficiales del International Central Igloo for The Delivery of Presents (Polo Norte) han señalado que se espera una Navidad sin problemas aunque "sí con algunos retrasos en el reparto de regalos". "Tenemos que ser pacientes este año y respetar la muerte de uno de los directores más nobles y queridos que hemos tenido en toda la historia de nuestra organización y tener siempre presente3 que el verdadero significado de la navidad está no en los regalos sino en la amistad y en el amor de la familia", añadió el vocero Rubén Aris.
Aunque no han añadido nada sobre quién ocupará el cargo máximo, se rumorea que el segundo de Noel, el duende navideño Karl Vögg, asuma temporalmente el cargo, hasta que pueda celebrarse una elección oficial programada para después de Reyes.



Los deseos de los niños que se han portado mal son filtrados por personal noeliano y nunca llegan a oídos de la autoridad máxima.
Con la probable excepción de Jesús.
El juego de palabras es involuntario.


8 Comentarios:

Lucy in the Sky dijo...

El mundo de hoy no es lugar para Papaes Noeles =(

Luc Varela dijo...

¡Exacto! Y menos aún para Hechiceros monarcas.

Prejuicioso dijo...

Al mismo tiempo que leí lo de no respirar, se me ocurrió pensar en elefantes... estoy condenado...

muy bueno el programa..

David C. dijo...

Este post es una obra de arte. Genial. Te felicito. 5 estrellas para ti en el concurso 20blogs.

Rato Raro dijo...

Je, Je que bueno...Volveré a pasar por aquí.

Rato Raro

Luc Varela dijo...

Preju, David y Rato: muchas gracias por los comentarios y las visitas! Bienvenidos y abrazos.

Agustín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

u mad bro? lololololol id be mad lololololo u mad? lololol ure so mad lololollol u mad? cuz id be mad? lolololololololol

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger