Great Delay Season Finale.

martes, 8 de marzo de 2011 |

El episodio número 18 de Great Delay es también el último de esta temporada.
Si no sabe qué es Great Delay puede:

a) Leer el about.
b) Ir al índice y leer cronológicamente.
c) Quedarse con la duda y continuar navegando.

Si ya sabe qué es Great Delay y quiere ir a leerlo: click.




3 Comentarios:

sardinasinsodio dijo...

Varela: Tras desmesurado llanto de emoción y alegría sincera por su definitivo éxito en el terreno del humor gráfico - todo esto en medio del silencio sepulcral de una no menos sepulcral oficina de la APN de la República Surrealista de Argentongo - ,tremenda desazón - así, con zeta nasal - arrebató mis neuronas como una catarata de clavos miguelito al enterarme que no es usted, sino de su homónimo el coautor de "Sasha despierta" junto al talentoso Carlos Trillo en el número 53 de la Revista Fierro, que en un arrebato de nostalgia ochentista fuera reeditada en lo que va de la segunda decena del siglo que nos ocupa el devenir del continuo espacio-temporal nos ocupa.
Ya está, se lo dije.


P.D: Si no fuera por el desafortunado incidente con la ventana de la oficina que amputó mis extremidades superiores al sacar medio cuerpo por la arriba citada finestra al intentar comunicar mi desmesurada alegría por la suerte de mi amigo a los azorados turistas que recorren Puerto Madero, le mandaría un abrazo.

Luc Varela dijo...

Nos pasó a muchos. Yo mismo, hojeando lo que creí era una obra de mi autoría ejecutada en algún período de amnesia, me estrellé contra la Pared de las Cosas Como Son al subir al escenario del Teatro Colón a recibir un premio destinado a mi homónimo de pulso firme. Al verlo -esto es, al ver su pulso firme- procedí a notar con horror comparativo mi principio de parkinson, temblor que me confirmó con la irrefutabilidad de un tornado que yo no puedo dibujar una linea recta aunque me vaya la vida en ello. Enorme llanto (y alivio al saber que al menos no padezco ninguna patología relacionada con la memoria) y a seguir publicando aquí y esperar el Nobel, esperar el Nobel, esperar el Nobel (mantra)

Anónimo dijo...

yo una ves, así como por casualidad, tuve la muy suerte de oír un programa de radio que conducía un tal "oscureciá" y se tocó este tema con mucha seriedad con varios invitados, entre ellos un cura, "benito carlos no se cuanto"...
de ahí la tan célebre frase al día de hoy, "andá buscá lo yelo"

facu

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger