Un enorme hipopótamo ciego y sin dinero. Poema.

lunes, 31 de mayo de 2010 |

Admiradísimo señor

Sir Lord McCullycurlsonson,

Jefe Supremo

de Nuestra Compañía;

muy queridos Señores de La Gerencia:

A continuación

una actualización

—poética—

de la situación económica actual

de Nuestra Compañía.

La hemos hecho

poética

para que el efecto devastador

que tendrá en usted

Sir Lord McCullycurlsonson

y en ustedes

Señores de La Gerencia

sea lo más suave posible.

~~~

Imaginen ahora

Señores de La Gerencia,

Sir Lord McCullycurlsonson Jefe Supremo

imaginen a Nuestra Compañía

como un

enorme

hipopótamo

ciego,

un enorme hipopótamo ciego

que no tiene dinero.

Muy bien.

Ahora borren de esa imagen

la ceguera del hipopótamo

y quiten también

al hipopótamo

y en su lugar

coloquen

a Nuestra Compañía.

¡Listo!

Somos eso:

somos un enorme hipopótamo ciego y sin dinero

solamente que no estamos ciegos

y que no somos hipopótamo

sino Compañía.

¡Pero no tenemos dinero!

¡Como el hipopótamo ciego!

¡JAJAJA!

~~~

Sir Lord McCullycurlsonson

Jefe Supremo

de Nuestra Compañía;

Señores de la Gerencia:

Visualicen ahora

un avión

que atraviesa el firmamento

pero que lo impulsa tan sólo

la inercia de su vuelo inicial

porque el avión

ya no tiene combustible que motive sus turbinas.

Nosotros no somos ese avión.

Imaginen ahora que ese avión,

se ha estrellado

y yace en llamas

en su último suelo.

Imaginen a su piloto carbonizado.

Tampoco somos ese avión. Ni el piloto.

Imaginen que las llamas han devorado el metal,

lo han fundido

y todos los pasajeros

se han evaporado.

Imaginen que sólo queda

un mazacote

de metal fundido y olor a quemado.

Tampoco somos ese mazacote,

pero la imagen es "artística"

y sirve para consolarse.

Porque en realidad, señores

somos un enorme hipopótamo ciego y sin dinero

y puede usted consolarse

Jefe Supremo Sir Lord McCullycurlsonson

y ustedes también

Señores de La Gerencia

al saber que al menos no somos

un mazacote de metal fundido y olor a quemado

o que al menos

no estamos ciegos

como el hipopótamo

y que no somos hipopótamo

como el hipopótamo.

~~~

Así pues,

desprovistos como están

de todo capital financiero

ya no debemos dirigirnos a ustedes

como Sir Lord

ni como Señores

pues todo lo que poseían

que nos infundía respeto y terror

está siendo ahora mismo

em-bar-ga-do.

McCullycurlsonson,

señorcitos de la gerencita

por favor tengan a bien

tomar con calma los cambios venideros:

se les asignará una nueva oficina

en el sótano,

se los mantendrá en la nómina de pago como personal

del sótano

y serán a partir de ahora

—metafóricamente—

un cocodrilo sordo

que limpia los baños.

Pero borren de esa imagen

la sordera del cocodrilo

y quiten también

al cocodrilo

y en su lugar

colóquense ustedes.

¡Listo!

Son un cocodrilo sordo que limpia los baños

pero no están sordos

y no son cocodrilo, sino ustedes

¡Pero limpian los baños!

¡Como el cocodrilo!

¡JAJAJA!

~~~

Aquí termina

esta actualización

—poética—

de nuestra situación económica actual.



3 Comentarios:

Mariana dijo...

"¡JAJAJA!
¡LISTO!"

Me imagino hasta la musicalidad y la dulzura del que dice las metáforas. Hacia mil años queno leia nada del paraguas, y cierto, como me reía!

Lucas Varela dijo...

XD, gracias

starshyyne dijo...

i need your blog in english. everytime, a second english copy to my inbox please.
LOL

you make me LOL lucas
^_^

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger