Breve obra que intenta reflejar muchas cosas pero sobre todo una enorme aunque prevista decepción.

jueves, 22 de abril de 2010 |

Sala oscura, en el sótano de los Disney World HQ.
Dos personajes: la personificación de la corporación Disney y su contador. Disney está nervioso, tiembla y fuma. Es una cruza entre los hombres grises de Momo y Tolkien pero Tolkien ahora mismo, es decir, Tolkien tras varios años de descomposición como consecuencia de haber muerto).
Ambos personajes hablan enfrentados, ante una mesa. El contador sentado; Disney de pie. En el fondo gotea una cañería.

DISNEY

Queremos dinero; por su propio bien, díganos qué hacer.

CONTADOR DE DISNEY

Reversione algo que garantice éxito de taquilla, pero que no signifique la adquisición de nuevos derechos o la redacción de un guión que lleve demasiado tiempo.


DISNEY
(revisando el Baúl de los Derechos Adquiridos)

Veamos, veamos qué tenemos en el Baúl... aquí hay algo... basado en un libro de un tal Carroll.. nadie importante, sin duda... ¿qué le parece?

CONTADOR DE DISNEY

¡Estupendo!
Ahora necesitamos un director con cierta fama, cierto prestigio pero a la vez mainstream, que ya haya trabajado con nosotros, alguien cuya carrera no esté ahora mismo en su apogeo pero que tenga popularidad entre las nuevas generaciones y sobre todo que sea, ahora mismo, centro de un movimiento esnob que no solamente lo admire por su obra sino también por su estética personal y su, digamos, aura de eterno adolescente, de ... cómo es el nombre de estas nuevas tribus... ¿emo?... bueno algo así... que posea un cierto principio de Asperger; conviene que estos admiradores consuman infinitas cantidades de merchandising derivado de alguna otra película que haya hecho con nosotros, alguna película que de paso podamos aprovechar para, en el futuro, editar un pack en Blu-ray con ambas obras en edición de lujo con caja ultra resistente y varios discos de extras con escenas borradas (bien por malas, bien por terriblemente malas) y con entrevistas a distintos miembros del staff, no importa si son actores o el encargado de atarle los cordones a los actores, lo que sea, lo importante es que sean muchos discos de extras. Creo que con esta película, más el merchandising derivado, más el resurgimiento de la película anterior, más el resurgimiento del merchandising derivado de la película anterior, más ambos lanzamientos en DVD y Blu-Ray, elevaremos nuestras ganancias anuales a mil millones de millones de billetes de 100 dólares... ¿Se le ocurre a algún director con estas características?.

DISNEY

Déjeme pensarlo. Alguien encontraremos...



6 Comentarios:

jc dijo...

jeje...

Anónimo dijo...

vicky

Anónimo dijo...

eh, xq el bardeo??

luli dijo...

jajajj!

abrazo y guardeme una gorra!

Ryuchi dijo...

.. predecible, no hay duda


..sin embargo, el arte visual de Cheshire me volo la cabeza

Lucas Varela dijo...

Vicky: porque una cosa es adaptar una peli, otra cosa es adaptar mal una peli, otra es adaptar muy mal una peli, otra es arruinar una peli y otra es ni siguiera prestar atención a lo que estás haciendo, usar personajes relacionados con una obra para un guión prefabricado que perfectamente podría ser Narnia, o Matrix, con algunos cambios, y usarlos cagándote en un tremendo pedazo de libro que no necesita una versión en cine, ni nada, porque todo lo visual ya lo aporta el gran John Tenniel (ilustrador del libro).

Culpa mía, también, por ir a verla, pero bue...

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger