Explicación de la muerte a Ramiro.

lunes, 15 de junio de 2009 |

Hoy Rami quiero que conversemos un rato. Quiero aprovechar que tu padre y tu hermano se fueron a Disneyland para explicarte una cosa que creo que ya tendrías que ir aprendiendo. Yo sé que estás muy enojado por haberte quedado sin ir a Disney otra vez, pero entendé que tu hermano Bernardo el año pasado no pudo ver todo los juegos entonces mejor si vuelve a ir él así completa la visita y después vemos si el año que viene vas vos, aunque lo veo difícil porque todavía no fui yo, así que por ahí el año que viene voy yo con tu hermano y quizás con tu padre y luego veríamos si al otro año, o sea en el 2011, vas vos con tu abuela, si es que tu abuela no murió y es sobre eso que quiero hablarte Rami de mi corazón, sobre la mortalidad del hombre.
Básicamente Rami, vos te podrías morir ahora. Ahora ya. ¡YA MISMO!. Bueno, no moriste, pero podrías haber muerto. ¡GUARDA QUE TE MORÍS AHORA!. Bueno, todavía estás vivo, pero lo cierto es que cualquier persona puede morir en cualquier momento. El avión donde viajan tu padre y tu hermano podría estar cayendo en este momento, y en un rato recibiríamos una llamada telefónica donde alguien nos informaría que los cuerpos de tu papi y Bernardito fueron encontrados entre los restos del avión en llamas. Y luego nos llevarían a la comisaría y escucharíamos las grabaciones de la caja negra, Rami, que es una caja donde se graba todo lo que pasa en el avión. En la grabación escucharíamos la vos de Bernardo gritando y llorando y escucharíamos la voz de tu padre gritándonos Amor mío te amo mucho, vivir con vos y con Bernardo fue lo mejor que me pudo pasar. Claro, en la desesperación de saber que su muerte es inminente, tu papi por ahí se olvidaría de nombrarte, pero estoy segura de que eso no significa que no te ame, por más que no te llevara a Disney. Por último bajaríamos a la morgue y vos identificarías los cuerpos carbonizados de tu pa y de Bernardito.
Me fui por las ramas. El punto, amor de la mami, es que vos ahora mismo estas envejeciendo, ¿entendés?, todo el tiempo envejeciendo y no podés hacer nada para evitarlo, absolutamente nada, porque todos nos dirigimos a un mismo destino, todos transitamos el mismo polvoriento sendero, con flores podridas a los costados y moscas por todas partes, cada uno marchando encorvado y suspirando, descendiendo los escalones de nuestra tumba y una vez recostados sobre la tierra húmeda, con los brazos cruzados sobre el pecho, recibiremos sobre nuestros cuerpos helados cada palada de tierra, cada mordida de cada gusano hasta no ser más que huesos, y luego ni siquiera eso. Mientras hablamos, Rami, tu pelo se va volviendo blanco, tu cuero cabelludo se debilita, tus encías pierden fuerza y tarde o temprano dejarán caer tus dientes, tus articulaciones se endurecen y pronto dolerán mucho, tanto que preferirás no levantarte de la cama. Te arrugarás, te podrás aún más feo que ahora, tendrás ataques de tos, perderás el control de esfínteres y amanecerás rodeado por una aureola de tus propios desperdicios. Tus ojos, Ramirín, tus ojos marrones tan comunes irán perdiendo la vista, y lo mismo ocurrirá con el resto de tus sentidos, perderás el olfato y el gusto y el tacto y el oído. Todo ocurrirá muy lentamente, y no lo notarás hasta un día en que despiertes, Rami, y te des cuenta, con mucho mucho miedo, de que no ves ni oís ni olés ni tocás ni sentís sabores y que te has convertido, de la noche a la mañana, en una masa amorfa sin sentidos y sin sentido, en un espécimen de circo encerrado en su pensamiento y en la certeza de que en breve dejará este mundo sin haber nunca, y esto es lo peor de todo amorcito, sin haber nunca visitado Disneyland.

Bueno, Rami, era eso nomás, que supieras que te vas a morir. Ya está.
¿Tenés ganas de merendar? Hay galletas de agua ricas pero me terminé el dulce de leche, solamente hay una mermelada que hice ayer con las bulucas del árbol que tenemos en el frente, son medio amargas las buluquitas pero podés probar. Te hago una chocolatada con mucho grumos, yo sé que te joden pero en los grumos es donde está toda la vitamina, y te pongo una galletita de agua con mermelada de bulucas ¿si?. Así comés algo mientras envejecés y morís, ¿te parece?. Bueno, quedate acá en el sótano que ya te bajo la merienda en una bandeja. ¡GUARDA QUE MORÍS!. No, no moriste, pero podría haber ocurrido... ¡AHORA MORÍS!. No, bueno, te bajo la merienda entonces.




8 Comentarios:

Donnie dijo...

Cómo extrañaba esto, mon Dieu. Absoluto clásico.

He dicho.

César Sánchez dijo...

Gracias....

Guarda que te moris!!!

Parece que voy a enviarselo a todos mis amigos.. y decir que me llamo.. como te llamas vos?

Eso..

máx dijo...

Al igual que donnis, extrañaba las andanzas de la mamá, del papá y de bernardito. Esos consejos deberían venir en la enciclopedia espasa-calpe, uno no aprende a ser padre así como así.

*Gracias. Me cambiaste la vida.

Lucas Varela dijo...

Donnie: Chas gracias.

César: me llamo Lucas, como George Lucas, o Lucas Skywalker, o el Pato Lucas, o el tío Lucas. Gracias por pasar!

Max: uno no aprende a ser padre, y termina como la madre de ramiro, que no tuvo nunca una espasa-calpe.

Ahi se ven locos!

L.

Lucy in the Sky dijo...

¡Qué vieja más hija de su madre! jajajajaj no puedo parar de reírme...

luli dijo...

ay tanto tiempo sin saber nada de ramirito, tanto que ni me acordaba de su existencia!... pero bue con su papi ya somos dos!

excelente varela!

pd: si van a hacer una espasa-calpe con máx, yo me quiero quedar con la distribución en argentina... eso o los denuncio por usar un nombre ya registrado... o vendo faximiles bien baratos! uds deciden...

Mrroncito dijo...

Junto con la merienda te bajo un espejito para que mires lo feo que sos y te den ganas de morir mas rapido... ...por cierto junto a aquel estante hay unos cables pelados con 220v...


Gracias maestro, hacía mucho que no me reía con tantas ganas.

Lucas Varela dijo...

Lucy: ¡me alegro por las risas! beso.

Luli: aaah, al padre se lo perdono, pero que usted olvide al pobre Ramiro... imperdonable.

Marroncito: gracias, che. aunque reírse de esto (y esto va para Lucy también) ¿no es un poco parecerse a la madre de Ramirito? ¿Mm?

Ahi se ven!

L.

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger