Hoy vuelve Rod Stewart.

miércoles, 22 de abril de 2009 |

He recibido quejas, sobre todo imaginarias, sobre la dificultad que tienen algunos lectores, también imaginarios, para comprender la cronología e interrelación de mis textos sobre mi terapeuta Rod Stewart.
Intentaré simplificarle las cosas:
- Para saber quién es Rod Stewart, mi terapeuta, puede leer esto.
- Para saber quién es Rod Stewart, el músico, puede leer esto.
- Para leer sobre el origen de todos mis traumas, puede leer esto.
- Para enterarse de los hechos que llevaron a la hospitalización de Rod Stewart, mi terapeuta, puede leer esto.

Y para conocer el estado actual de mi doctor, lea lo siguiente:

Hoy vuelve Rod Stewart, mi terapeuta, no el músico. Que yo sepa el músico no se fue o sea que no puede volver, pero la verdad es que no presto mucha atención a lo que él hace, yo con mi Rod Stewart me conformo.
Hoy retomamos terapia, después de casi cuatro semanas de sufrimiento y tortura con Barbra Streisand (mi terapeuta interina, no la cantante con estrabismo). Para ser justo debo decir que Barbra no es mala doctora. Simplemente no congeniamos, no hicimos clic, digamos. Por ejemplo cuando quemé el consultorio de Rod Stewart hace unos meses, cuando la voz que me habla al oído me lo ordenó, Rod Stewart se enojó pero no exageró. Estuvo sin hablarme un tiempo y después se le pasó y listo, y eso que se tuvo que comprar todos los muebles de nuevo, incluído el diván, y pintar las paredes y cremar a su perro, que murió en el incendio (o sea que podemos decir que tuvo que terminar de cremar al perro, jaja, pero no, no, no hay que bromear, pobre Sigmund tan bueno que era, sabía dar la patita y todo).
La cuestión es que Rod se enojó un poco pero se le pasó cuando le quemé el consultorio. En cambio cuando la semana pasada le prendí fuego al escritorio de Barbra, la doctora se descontroló, fue presa de la rabia más absoluta y por un momento pensé que ingresaría en el ilícito terreno de la violencia física y me daría un soplamocos de esos que te aflojan la dentadura. Me gritó de todo: maldito rufián, pillo demoníaco, niño fiero, apestoso, tan traumado, maldito hijo de perra, ojalá te atropelle el N5, sucio, incorregible, maldito rufián. Le pregunté por qué me dijo maldito rufián dos veces, pero no contestó porque una baba amarilla empezó a chorrear entre sus labios, y justo sonó la alarma que pone ella para saber que se acabó la hora, así que agarré mi mochila y me fui, dejándola con su baba amarilla y sus convulsiones y su escritorio humeante.
Por suerte fue nuestra última sesión, porque no sé si hubiera aguantado otra más. Le conté un montón de cosas de mi intimidad y ella nunca demostró un interés real. Le conté de mi amigo Friedrich, de mi madre y su trabajo llenando pelopinchos, de mi piromanía y a todo ella siempre respondio un ajá qué interesante, vamos a profundizar sobre eso más adelante. Al final nunca profundizamos nada, y yo creo que por eso mismo la voz que me habla al oído me dijo "Lucas, quemale el escritorio y vamonós a comer un kebab".
Esta tarde le voy a contar a Rod de estas 4 semanas perdidas. Creo que incluso he recaído en algunos malos hábitos. La piromanía, sí, pero también ando mintiendo mucho, y robando, y ayer le volví a meter la traba a una anciana en la peatonal. Pueda ser que no se enoje. Está convaleciente todavía, el pobre Rod, y no quiero que se le abran los puntos de la herida o se le baje la presión cuando le cuente mis recaídas de este último mes. La secretaria nos ha dicho que el doctor está fuera de peligro, que tiene que hacer vida tranquila durante un tiempo, comer bien y nada más. Le han sacado un riñón, el que perforó Billy, y le ha quedado una cicatriz larga y bastante fea, pero que en opinión de la secretaria le da un toque viril y masculino.
Esta tarde vendrá Billy The Kid, por cierto. Ojalá venga tranquilo, estable, y no intente un homicidio de nuevo. Afortunadamente ahora tenemos un detector de metales en la puerta, así que Billy ya no puede entrar con cuchillos ni nada metálico.
La señora García Monn no viene hoy porque está en Cancún con su hija y el yerno, pobre el yerno, ojalá la apuñale.

14 Comentarios:

GuAdaluPe! dijo...

:)

Gaby dijo...

JEJEJE..POBRE PERRO....

máx dijo...

Puedo morir en paz, ha vuelto Rod... y gracias al Buddha que la "señora" (si se le puede poner ese título y no hijaderemilputa) está en Cancún, porque no puedo olvidar que revisaba los mails mientras Rod yacía en el piso, vos llorabas y yo me ponía muy mal por leer eso!. Rencor a la distancia, le dicen.
Consejo: no mires mucho cicatrices que quedan varoniles y viriles, no vaya a ser cosa que... o bueno, mirá cicatrices varoniles y viriles, todo bien, pero sabé que con tu terapeuta no se puede!!! ;)

Saludos

Máx
"ojalá te atropelle el N5" tendría que ir al wikiquote de lucas varela jajaja

cas dijo...

no eh? varela, literalmente y le digo LITERALMENTE me hizo llorar de la risa, y no me rio bonito yo, parezo pulgoso timido, tapandome la cara y moviendo la espalda continuamente, y no tnego interné en casa, así que todos en el cyber me miran y así por mas apuntes que traiga y cara de seria que ponga al entrar, se me cae la imagen.
gracias por ello.
mis aplausos son suyos, todos.

Lucy in the Sky dijo...

che, ¿la obra social te cubre las sesiones? ¿Y a Rod Steward le cubre la operación?

luli dijo...

don't stop, varela dooon't stop!!

jaja malísimo pero me tenté! que bueno que volvió rod, por la salud de los bosques naturales jjja! (estoy muy risueña hoy jaja)

besos dos!

*¡Por Dios! Denle el premio nobel a este hombre.

sliding dijo...

mirá =)
(tu blog no me deja usar html... muertísimo!!!!!!!!)

http://farm4.static.flickr.com/3305/3494610477_2a568c4342_o.jpg

esto de ensayar con el primo de tu novia fue bizarro. La abuela me preguntó desde "Qué estudia el nene" hasta si eras lo suficientemente alto para ella (?)

qué demonios debe responder uno al respecto? yo le aseguré que no eras un violador en serie cordobés y luego hicimos un comentario sobre el hombre y su llegada a la luna.

en fin. hacenos propaganda ya que este blog es muy "in" en cba.

venite a hacerte el hippie con nosotros, Varela.

Beso.

sllidifiifign dijo...

Ah te perdés que la abuela es una grosa y siempre nos hace la leche chocolatada con bizcochos y mucha onda

snif.

después de lo de la luna iba otro (?)

no sé.
teletransportate el 15. un par de cospeles para el viajecito.

Lucas Varela dijo...

estoy a esto de dominar la teletransportación, y apenas lo haga quemo el stand de Iberia y Aerolíneas y RyanAir y me voy con ustedes grositudes a recorrer Villa María en la chata del nico.

saludos y suerte el 15. ya paso el chivo muajajaj.

Barí dijo...

mis disculpas Sliding...

Jesús Moguel dijo...

No entendí muchos comentarios, posiblemente por que vivo en México, o en la luna? que bien escribes!, eso si me quedo claro.

Saludos.

te paso mi blog, para que me des tu opinion, si gustas, ok?
http://www.masdelomismo1.blogspot.com/

Lucas Varela dijo...

Gracias Jesús, pásese cuando quiera.

M dijo...

Che, cada día estás mejor. Yo estoy empezando a contratar de terapeuta a Yoko Ono, tu qué opinas?


Saludos, mi querido Lucas!

Lucas Varela dijo...

¡Yoko no! Saludos M, me paso ya por su blog a ver qué hay de nuevo.

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger