No vuelvas, Ernesto.

martes, 3 de febrero de 2009 |

Mirá Ernesto, ya van tres veces que me declarás tu amor, y las tres veces te he rechazado. Debo admitir que sos el ejemplo máximo de la vana perseverancia pero por favor date por notificado de mi desamor por vos, lee bien lo siguiente y entendé que no quiero, mirá bien, por lo más sagrado que exista mirá bien: NO QUIERO tener nada con vos.
Cuando por primera vez me preguntaste si quería ser el amor de tu vida yo creo que mi respuesta fue bastante clara, que no dejó lugar a duda alguna. Te dije, textualmente, que no saldría con vos aunque estuviera hundida en la ebriedad más grande, que si alguien googlea “feo” es la foto de tu DNI el primer resultado que aparece, te dije también que no te toco ni con un chorro de soda y que prefiero besar a un guanaco con herpes antes que estrecharte la mano, que prefiero que me maten lentamente, por ejemplo a tincazos en el lóbulo de las orejas, antes que besarte. Todo eso te dije esa vez y sin embargo vos seguiste insistiendo, embebido quizás en la estúpida esperanza de que cambiaría de opinión al ver lo tenaz que sos.
Bueno, no. Te informo: ningún cambiar de opinión nunca jamás.

Y seguiste. La segunda vez, cuando apareciste bajo mi balcón y me recitaste ese poema, tal vez fui un poco violenta pero es que no quería que volvieras más. No quiero verte más, Ernesto, y vos no lo entendés. Tenés que enterarte de una vez de que cuando te veo me dan náuseas. En serio me dan. No es una frase en sentido figurado como decir por ejemplo “estoy podrida de verte”. Cuando uno dice "estoy podrido de verte" no es que se esté descomponiendo y huela mal, es simplemente una manera de decir que está cansado. Pero cuando digo que verte me provoca nauseas es literal, o sea te veo y ¡puaj!. Hay una relación directa, una conexión real entre mi nervio óptico y mi devolución de alimentos y esa conexión se activa cuando ingresás en mi campo visual. Y ojo, no pasa solamente cuando te veo en persona. Si te veo en una foto o te veo por ejemplo reflejado en el agua, ahí nomás vomito. Como esa vez que dimos ese paseo en bote en el Parque Sarmiento. Vos me decías todo el tiempo “mirame a los ojos Pati, por qué no me mirás cuando te hablo”. Y yo no te miraba porque habíamos almorzado pollo al horno en lo de tu mamá y me parecía un desperdicio devolverlo. Y mirando el agua, mi mente perdida en pensamientos desolados, de golpe te vi, ahí detrás de mi propio reflejo, contemplándome con esos ojos vacíos, esa sonrisa torcida y despojada de toda luz y de toda inteligencia, esas orejas protuberantes, esa cara tuya tan... no sé... tan guácala. Y no pude contenerme: me incliné sobre la popa y chau pollo, chau papas, chau ensalada de tomate y cebolla, chau paseíto en bote, chau chau chau. Así que ahora ya sabés por qué vomité y por qué ando siempre vomitando. No fue, como te dije ese domingo, porque me había revuelto el estómago la marea. Date cuenta, imbécil, de que el laguito del Parque Sarmiento no tiene marea.
Bueno, volvamos a la noche esa en que me recitaste el poema frente a mi balcón. Cuando me asomé y te vi ahí en la vereda con tu traje alquilado y diciendo esos versos tan pero tan hediondos no me quedó otra que liberarlo a Rufi gritando ¡cache, Rufi, cache!. Es que no pensé, en ese momento no pensé. Me disculpo. En serio. Si me hubiera detenido un segundo a reflexionar por supuesto que no te habría tirado encima un rottweiler de 100 kilos. Y te juro que Rufi no es tan malo. Es que yo había estado fuera varios días y hacía un montón que el pobre no comía. Perdonalo, en serio. Los dos lamentamos mucho que hayas perdido los testículos y una fosa nasal. Si Rufi pudiera hablar diría algo así como “Perrrrdón Errnestou ruaf ruaf”. Por lo menos así me parece a mí que sonaría mi perro si hablara, y los dos ladridos después de la disculpa no serían como de agresividad, no, serían ladridos como de amor profundo y de gran arrepentimiento por haberte arrancado de un tarascón el 78 porciento de tus genitales. Y la fosa nasal, no nos olvidemos.
Pero a pesar de sufrir como si mi alma se viera corroída por la culpa, cuando te llevaron en la ambulancia me sentí aliviada. Ahora sí que no vuelve más, me dije. Probablemente se vaya del país, me dije. Hasta siempre, Ernesto, le suspiré a la fría noche.
Pero no. No te habías ido para siempre.

Cuando te dieron de alta, ocho meses después, apareciste de nuevo. Y esta vez tu falta total de sentido común alcanzó límites impensados, y te presentaste en mi trabajo. Entraste en la oficina con un ramo de flores, una caja de bombones Garoto y un discman con parlantitos de computadora reproduciendo a todo volumen Ámame en camara lenta. Ya sabés todo esto pero te lo pongo porque por ahí leyéndolo entrás en razón y entendés por qué te hice esa patada voladora. Fue demasiado. Entraste con Valeria Lynch de fondo, manchando todo con pétalos de no sé qué horrible flor y me diste la caja de bombones guiñándome un ojo. Pati, me dijiste, quiero hacerte mía y que nuestros cuerpos sudados se mezclen, se fundan en uno sólo y se enreden entre mis sábanas de Star Wars. Y yo grité, grité hasta quedarme sin voz y tomando envión volé unos 3 metros y te encajé el taco aguja en la única fosa nasal que te quedaba. Mis compañeros corrieron a ver qué pasaba cuando te oyeron gritar, pero por más fuerza que hicieron no les fue posible separar mi zapato de tu nariz, y al final necesitaste cirugía. Por suerte cuando te acomodaron la cara aprovecharon y te pusieron dos fosas nasales nuevas, y hasta te diría que estás más lindo que antes si no fuera por la mala praxis que sufriste y el... bueno... el pezón ese que te injertaron en el medio de la frente. ¿Se te pone duro cuando hace frío?. Perdón, perdón, no me contestes si no querés.
En fin, esas fueron las tres veces, y aunque me gustaría pensar que la tercera fue la última, ya no puedo estar segura. Ojalá no vuelvas, ojalá no regreses a probar de nuevo. Ojalá te alejes y encuentres en algún lugar de este planeta a alguien que sepa amarte sin ataduras. Pero si leés esto significa que volviste con algún nuevo plan, intentando de nuevo conquistar mi corazón, y que recibiste esta carta como sola respuesta. Si es así, entonces también encontraste como anexo de estas líneas una orden de restricción. No vuelvas, porque tengo guardias en casa. Y francotiradores, y además de Rufi tengo un dogo y dos rottweilers más.

No vuelvas, Ernesto, no vuelvas.

27 Comentarios:

Cassandra Cross dijo...

Creo que queda claro que si Ernesto vuelve es porque tiene un diagnóstico de personalidad masoquista.

Mortal, como siempre :P

Anónimo dijo...

jajajajajajajaja!!
no puedo parar de reírme, infeliz!

saludos..

pd: rufi= rufo?? (maloooo!!)

vicky*+*

Ernesto dijo...

puta madre, loco!... por qué?

sliding rening dijo...

AJUAJ

me reí más aún cuando apareció ernesto en los comentarios ajaj

revolcarnos en las sábanas de star wars ajaj sos un oriental demente

arreglá el skype. es una órden (?)



PD: el parque sarmiento no tiene marea pero tiene un barandón que pinta el vómito igual

pd2: me encanta cómo está el paragüas, de todas las puestas estéticas, creo que es la más linda.

sliding rening dijo...

ah. gracias por los enters. =D

Trixi_dreamer dijo...

soy nueva en esto de los blogs, y paseando llegue al tuyo..
la verdad el relato muy largo y estuve a punto de no leerlo, menos mal q no me gano la fiaca, la verdad muy bueno, me hiciste reir mucho... y la verdad hoy lo necesitaba....

En busca de un Rufi....

Q estes bien

Beosososo

GuAdaluPe! dijo...

Después de comprobar que mi comentario (el original) ha desaparecido de ésta bitácora, decido repetirme; decía, más o menos esto que hoy también suscribo:

Pati y Ernesto son almas gemelas, basta leer que ella: "(ni)hundida en la ebriedad más grande" y él: "embebido quizás en la estúpida esperanza..." con lo que concluyo que etílicamente se aman.


Ahora, Pati juega de estrecha, poruqe jurando repugnancia lo rechaza a mordiscones, pero.. cariño, fuiste a comer pollo con todo y papas a la casa de la vieja de ErnesT, que onda? en concepto de qué? Hambre?
Si Ernesto insiste es poruqe recibe mensajes confusos, incuso si el resultado es un pezón en la frente.


El brillo del relato: Date cuenta, imbecil, el laguito del Paruqe SArmiento no tiene mareas.

Exce

Lente. No se por qué, el tono del imbécil uqiza´s.


Saludos con sal. Guadaleria!


I dont speak spanish pero recito el Martín Fierro con tonadita.

Anónimo dijo...

los que se odian se aman
me tomé la libertad de cambiar la mística frase "los que se pelean se aman" por la anterior dicha, coincido con el comentario de arriba
la verdad que aunque esté mal sólo de pensar y de detestar a gente CIERTA vos nene me sacás sonrisas jaja
y más leyendo estas cosas
deémosle el premio nobel de literatura a don chinese
unbesote andá a guitarrear

maitalanga cara de tanga

Anónimo dijo...

o maitena cara de pera
o maitito cara de pito
como usted desee

maripi dijo...

jajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

sigo riendome como una enferma frente a la compu sola...

Anónimo dijo...

Che, me keda una duda: ¿KÉ KEDA EN EL LUGAR DE UNA FOSA NASAL PERDIDA?
La duda me entra tras recordar la frase preferida de un profesor mío: Un agujero no se rompe, con suerte, se agranda...


PD: Ah sí, pobre, pobre Ernestito...

luli dijo...

jajajaj!!

déjeme dedicárselo a mi abuela; para que vea que no todo el que persevera triunfa jajaj!!

besos!

pd: cuando leí el post, me acorde automáticamente de esto:
http://www.dosisdiarias.com/2009/02/2009-02-05.html (no sé si se hace así pero...)

Lucy in the Sky dijo...

¡cache, Rufi, cache!

Ni el perro lo debe haber querido tocar, pobre.

Yo no te puedo explicar las carcajadas que lanzo frente al monitor. Mi vecino debe estar confirmando finalmente que estoy del tomate. Y lo digo una vez más: menos mal que en San Martín no hay manicomio...

Besos lunáticos

jc dijo...

aplaudo el regreso de las comas varela

Lucas Varela dijo...

Cass: o porque de verdad se tiene mucha fe. gracias y abrazo.

Vicky jajajjjjjjj me inspiré en tu fenecido can. beso grande.

Ernesto: ojo porque la orden de restricción incluye espacios virtuales como blogs o foros.

Sliding: mi skype no está roto. pero mi plan de hablar a todo el mundo solo incluye CIUDADES. mudense a cordoba de una vez, saben que tienen ganas.

Trixi: gracias por la visita. bienvenida a esto de los blogs. beso.

G!: qué habrá pasado con el comentario original!. gracias por la lectura y perdon si la respuesta no es mas larga pero me tengo que ir a trabajar. beso.

Mai: dejá de odiar gente sudaca.

Maripi: jajajjj que carcajada beso grandeee.

Luli: dedíqueselo a su abuela, sin problemas. gracias el link a montt, ajajajjjja!.

Lucy: me alegro por las carcajadas, mucho me alegro. mantenete ahi en san martin porque si volves a la gran ciudad te encierran. beso.

JC: Gracias amigo JC. Pero no se ilusione mucho porque esas degeneradas van y vienen.



Gracias a todos locos bellos.

Ahí se ven.

L.

GuAdaluPe! dijo...

Sos un muerto.


Oki, te perdono.(?)

fulano/martínvillarroel dijo...

Sos un grande loco. Me duele la panza de tanto reirme (viste que los jóvenes de hoy dicen "jajaja" o "ijijiji" vía chat, como si fueran onomatopeyas cibernéticas pero en realidad no se ríen, no se pueden reir de verdad; están ahí, duros frente al monitor de madrugada, con las luces apagadas y sin emitir sonidos por la boca; se quedaron mudos y solos; se sientan en el bondi y se ponen a mandar un mensajito de texto escuchando el ipod sin ver que a su lado tienen a otro mudo enchufado a otro ipod y con otro celular en la mano mandando otro mensajito, las rodillas se tocan pero nunca se van a hablar a la cara: dicen "jejeje" pero no se pueden reir de verdad).

jOoº!! dijo...

Creo que está de más decir cualquier alago. Ya se dieron todos...

Apesar de todo fue mas que divertido,fue interesante leerte.... pasará en realidad todo eso en la mente femenina, o escirbes de tu propia experiencia??

Lucas Varela dijo...

G!: =)

Fula: qué buen comentario, che. aunque debo admitir que disfruto mucho de sentarme en el bondi y perderme en mi mundo interior enchufado a un ipod. en mi caso de sudaca que se la tira de primer mundista el bondi es un metro pero sirve igual, incluso mejor por eso de no tener paisajes que distraigan.
Gracias, inmediatamente debajo se le hará entrega de su premio.

jOoº!!: hablo desde mi próxima experiencia... ¡de Ernesto!. Gracias por pasar. Beso.


Ahí se ven...

L.

Richard Nixon, vocero dijo...

Inmediatamente se procede a hacer entrega del premio Richard Nixon al mejor comentario al señor Fula por una improvisada pero no por ello menos acertada observación del exceso y en muchos casos falsedad del uso de las onomatopeyas del tipo "jaja".

Junto con el premio, una hamaca paraguaya y un termo que no mantiene el calor del agua.

Atte,

R.N.

Lucas Varela dijo...

acaban de hacerme notar que no contesté un comentario. me lo saltée involuntariamente.

anónimo: en el lugar de una fosa nasal perdida queda la ausencia. o, mejor dicho, la ausencia de la ausencia. Procedo a explicarme:
sabemos que un agujero consiste en la posibilidad de algo, en un vacío limitado que espera la presencia de algo y que hasta entonces será ausencia. Una fosa nasal (como cualquier otro de los millones de millopnes de agujeros que existen en el cosmos) no es otra cosa, entonces, que la presencia de lo ausente.

Cuando nos sangra la nariz y nos ponemos un trozo de algodón para frenar la hemorragia, esa ausencia se convierte en presencia. Presencia de algodón.
Pero cuando perdemos un agujero, una fosa nasal por ejemplo, esa ausencia no se convierte en presencia. Simplemente ya no está.

Por eso, concluyo, Ernesto, cuando pierde su fosa nasal pierde mucho más que eso, pierde la posibilidad de un algodón, de un crayón extraviado, de mocos, de un dedo curioso. Lo único que hay debajo de su tabique es la ausencia de lo ausente.

Un saludo,

L.

jOoº!! dijo...

Lucas:

Espero con ansias tu proximo relato..
Saludos desde Chile..

jOoº!! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuelita dijo...

He tenido una Paty en mis entrañas queriendo salir durante mucho tiempo.
Me hace bien la reivindicación exagerada.
´pectacular, para no variar.

Macedonio Strangiatto dijo...

ausencia de lo ausente vendría a ser algo parecido a la negación de negación?.
Ooohmmmmmmmmmmmm... soy uno con el universo y mi chi que en quietud genera movimiento regresa al vacío, a la gran fosa nasal cósmica.

cas dijo...

yo venía a leerlo y me doy con el señor retándome. no ando por aquí porque no ando, no me anda la cabeza ni la mano jeje, así que mejor la ausencia que la blabebleada, que viene a ser escribir cualquier cosa feamente.
ernesto se lo buscó, y todos debería aprender a no ser así. todas deberíamos tener un Rufi, yo le tengo miedo a los perros así que se me complica, una pantera, capaz.
saludos don varela!!!

Anónimo dijo...

bue... para cuando la próxima entrada? ya me estoy aburriendoo!

besotz.

::vickytoria::

ps: increíble mi madre y yo antenoche soñamos con vos! y que volvías! (predicción?)
contáme que hacés x estos días, locoo!

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger