El jueves pasado en la sala de espera de mi terapeuta Rod Stewart.

sábado, 17 de enero de 2009 |

Ya expliqué que mi terapeuta se llama como el músico Rod Stewart pero no es el músico Rod Stewart, es mi terapeuta. Por ahí si lee esto primero le va mejor.

Los jueves en la sala de espera de mi terapeuta Rod Stewart siempre tengo que esperar un rato antes de entrar al consultorio y empezar a contarle mis problemas y mis complejos y mis traumas de la infancia y mis secretos más profundos. Tengo que esperar porque la señora García Monn que es la paciente que va antes que yo siempre se pasa de su hora esa maldita vieja irrespetuosa entonces yo me siento en la sala de espera y hojeo revistas o juego a algo dentro de mi cabeza o sea invento un juego que se pueda jugar de a uno y lo juego dentro de mi cabeza hasta que la puerta del consultorio se abre y sale Rod y dice "Adelante, Lucas" y ahí entro yo una vez que la señora García Monn ha egresado toda ella con toda su vejez y todo su bigote y todo su pésimamente maquillado rostro y todo su perfume barato y toda su falta-absoluta-de-respeto.
El jueves pasado lo que pasó fue que la señora García Monn maldita vieja irrespetuosa se demoró mucho más de lo normal. Se pasó de su tiempo como cincuenta minutos quizás porque tuvo una experiencia muy muy traumática durante la semana como por ejemplo que le robaron las zapatillas o el reloj o no sé quizás no le pasó nada pero como es una sucia rata de alcantarilla con una cola de diez metros quiere pagar sólo una hora pero hacer terapia más tiempo y la verdad que no importa porque en definitiva la víctima fui yo porque tuve que esperar cincuenta minutos sentadito ahí en la sala de espera. Pero pasó algo muy raro y violento este último jueves así que no tuve que hojear revistas y no tuve que inventar un juego para jugar en mi mente sino que terminé frenando una hemorragia bastante importante y después tuve que acompañar a Billy The Kid a su casa.
Los jueves por la tarde Rod atiende a la sucia rata de alcantarilla, luego a mí y después por último atiende a Billy The Kid obviamente no el legendario Billy The Kid sino un total y completo lunático que está convencido de ser Billy The Kid. Cae siempre a terapia con un sombrero de cowboy y con unos revólveres de juguete enfundados en un cinturón. Pobre él es conciente de que le chifla el moño o sea él se da cuenta que le faltan caramelos en el frasco y está muy al corriente de la cantidad importante de agua que no le llega al tanque y por esto mismo en general Billy realmente se esfuerza por comportarse decentemente pero hay veces que no aguanta hay veces que es tan tan grande esa convicción patológica suya y está tan seguro de que él es de hecho Billy The Kid que de golpe se arrodilla y sacando uno de los revólveres me apunta y grita ¡Desenfunda, cobarde! y después ¡Pfiun! (o sea el ruido de la bala) y luego lo mismo pero al resto de los pacientes que estén en la sala de espera y también a la secretaria bueno a todos Billy los va matando imaginariamente. Usualmente es gracioso verlo disparar. Entretiene mucho sobre todo en esas tardes que se hacen lentas culpa de la sucia rata de alcantarilla que se pasa de su hora. Pero el jueves pasado Billy trajo además del juego de pistolas un cuchillo pero no uno de juguete no no un cuchillo cuchillo y trató de apuñalar a la señora García Monn cuando esta salía de su consulta y si la maldita vieja irrespetuosa no sintió en sus entrañas el frío impiadoso del acero fue sólo porque Rod Stewart fue lo suficientemente rápido como para saltar e interponerse entre ella y la hoja resplandeciente del puñal de Billy.

Pobre Rod Stewart.
La sangre no dejaba de manar de la herida en su vientre.
La secretaria le dio un beso en la frente mientras esperábamos la ambulancia. Billy, al ver la sangre, se había desmayado. La señora García Monn, aprovechando la distracción de la secretaria, chequeaba su email.
Y yo lloraba junto a mi terapeuta.
Lloraba con mi mano apretada contra la herida y sentía la presión de la sangre contra mi palma y sentía también como un poco de esa sangre lograba pasar entre mis temblorosos dedos. Rod, le decía sollozando, Rod no se muera. A quién le voy a contar todos mis traumas, Rod. Quién me va a decir el significado de mis pesadillas incomprensibles. Por favor Rod no se puede ir no hasta que yo esté curado no hasta que haya perdido mis fobias no hasta que haya superado mis innumerables complejos, mi bibliofilia, mi cinefilia, mi necrofilia, mi filiafilia.
Cuando llegó la ambulancia yo lloraba espasmódicamente en brazos de la secretaria. Billy había vuelto en sí y disculpándose se había sacado el sombrero de cowboy y lo había puesto como almohada para que Rod estuviera más cómodo. La señora Monn veía una presentación de Power Point sobre el valor de la amistad.
Se llevaron a Rod Stewart al Hospital de Urgencias y recién hoy me dejan ir a visitarlo. Quiero llevarle revistas y contarle mi sueño de anoche a ver si tiene ganas de interpretármelo pero no sé por ahí como está convaleciente y además es una visita no una consulta quizás sea mejor hablarle de cualquier otra cosa. Ojalá no esté la maldita vieja irrespetuosa sucia rata de alcantarilla de la señora García Monn. Y ojalá sí esté Billy The Kid. Porque yo sé que se siente culpable y sé que Rod le perdona todo el asunto del chuchillo y el intento de homicidio porque sabe que fue un error además Rod Stewart siempre me dice Lucas hay que aprender de los errores porque lo que no nos mata nos hace más fuerte aunque esto es relativo porque por ejemplo si te agarra una tormenta eléctrica en el medio de un descampado y te cae un rayo y tenés la suerte de salvarte te aseguro que vas a quedar con serias quemaduras internas y severas complicaciones crónicas o sea que el rayo no te mató pero tampoco te hizo más fuerte y por ejemplo si sos doctor y un paciente que cree ser alguien que no es te apuñala seguro que vas a tener que hacer reposo y cuidarte la herida con rifosina y sacarte los puntos en una semana y eso es exactamente lo que le dijeron a mi terapeuta que hiciera así que el jueves que viene no hay terapia.

15 Comentarios:

Barí dijo...

Superior superior excelente excelente!
Dios, molt ris
molt molt ris ris
muat

Guillermito el Niño dijo...

Loco qué vieja conchuda la señora García Monn esa gente ventajera es escoria de la humanidad, en cambio quienes tenemos algun que otro problemilla en el control de nuestra cordura, que no tenemos ninguna mala intención y a veces causamos accidentalmente heridas o muertes, como decía, nosotr@s salimos todos los dias en los noticieros y René Baco se cuelga hablando de lo negativos que somos para la sociedad pero se olvidan de hablar de viejas conchudas como la señora si se le puede llamar señora García Monn.
En honor a la verdad quisiera Lucas pedirte disculpas públicas por mi odio hacia vos y por mis planes secretos de un homicidio hacia tu persona, resulta que llegar todos los jueves a terapia y tener que esperar como una hora a que salieras de verlo al Dr. R.S. me traía mas problemas en lugar de ayudarme, por eso habia pensado 1 matarte o 2 dejar de ir a lo de R.S. pero este jueves me di cuenta de todo y bueno sí se me fue un poquito la mano pero al final me di cuenta de todo que sos una buena persona, que sos bien respetuoso con tus horas de terapia no así la vieja conchuda y que tuviste primero la sangre fría de parar la hemorragia de R.S. y después la ternura y caridad de acompañarme a mí a mi casa después del ligero brotecito esquizofreniquito que tuve.

Gracias por ayudarme, Lucas.

PD: por casualidad vos no viste por ahí un cuchillo tramontina con algunas poquitas gotas de sangre?? Si lo ves avisame porque la policía me lo viene pidiendo para no se qué pericias de no se qué molesto incidente...

GuAdaluPe! dijo...

Sos un muerto.

Pero brillas pibe, mirá, dos o tres veces por texto, lo cual.. pufffffff suficiente... Y por eso te felicito, te traje este vestidito a lunares, por si un día de estos, salsa.


En cuanto a la posibilidad de que el otoño se transforme en licuoaspiradora, yo le pongo todos los porotos.


Me voy.

máx dijo...

Juro (y no es joda)que me puso triste. Pobre Rod, tan bien que le hace a la sociedad que viene uno y lo apuñala pero decí que Billy se da cuenta que le faltan unos patitos en la fila, porque así es mas fácil perdonar.

Ahora no sé como me voy recuperar en todo el día! eso no se hace lucas...

GuAdaluPe! dijo...

2da Lectura.
Sabès a què me sonò? A Bruce y Sentidos, 6... La agreta violencia del que tinee un mundo en blanco y negro abajo del pelo contra el terapeuta.
Billy tendría que trabajar ese tema, ahora, no se con claridad que obra social lo amparará y que Rod lo acuesta en su "diván",cuesti´´on de selección de cuchillo, viste?

PAsanos el parte. Besos L, y que tus dias de frío sean tan tan lindos como los de mi Verano.


G!

cas dijo...

1 la señora garcía monn es mi tía, lo acabo de descubrir.
2 la próxima enseñe esos juegos para jugar de a uno, el hall de espera de mi psico tiene un gran espejo en frente, lo cual es muy frustrante porque es como un doble analisis, un meta analisis y yo llego siempre tarde y cansada y no da, además la gente de ese edifico es antipática y no saluda, o se enojan cuando te piden que les abras desde fuera y vos decis no, no tengo llave, ni autoestima, ni vocación.
3 ud es muy bueno, escribiendo, claro, yo a ud no lo conozco, no puedo hacer apreciaciones éticas.
4 basta
5 perdón

Lucas Varela dijo...

Barí: muat.

Guille: gracioso eso de "tener la sangre fría de frenar una hemorragia". Te queremos Billy,.pese a tus tendencias homicidas.

G!: Gracias. Por lo de brillar, por lo de pibe, por el vestidito, por la posibilidad de salsa, por el otoño, por la licuoaspiradora y por los porotos.

Máx: No, máx. Un habitué como usted tiene que alegrarse. Porque Rod se salvó, y porque el jueves que viene me queda la tarde libre.

G!: ¡foa!. Segunda lectura. Y el comment no lo entendí. Para nada. Sus comentarios se parecen cada vez más a los que deja su amigo de la matrix.

Cas: A ver...

1. Pobre de usted.
2. Ok, anoto el pedido. Son juegos muy muy muy básicos pero se los enseño sin ningún problema. Si usted no tiene llave y ellos se enojan, qué importa. Que se enojen. Le sugiero una vocación: escritora de bellos textos. Poco puedo hacer por su autoestima... ¿decirle que sus textos me gustan ayuda?.
3. Gracias. Soy peor como persona que como escritor... asi que imaginate...
4. Ok...(?)
6. (?!). Abrazo.

Ahí se ven se ven se ven.

L.

luli dijo...

ahhhhh no se vale!! me había mandado un súper comentario para este post suyo pero se perdió por alguna fucking interfase!!!

como sea, excelente este texto! me hizo acordar a cuando empecé a leer su blog (algo así le decía en el otro comentario pero con muchísima más onda... digno de un nixon jajja!)

bien ahí varela! besos!

GuAdaluPe! dijo...

Pavo, me haces poner colorada y no puedo con mi condición de explicadora y explicación de la explicación y allà vos dónde voy... poruqe me pierdo, y posiblemnte termine contandote acerca de como revolviendo pintura verde con sachetcitos de suavizante obtenes por pincelada un aerodinàmico colchón de espumas.

QUe qué dice la 2da lectura?
1. Se me volvió Sexto Sentido.
2. Billy tendría que trabajar abordando su patología de atacador de tera`peutas.
3. Se arregla con analisis? entonces necesita terapeuta, acuchillo a un terapeuta dos puntos, entonces... uqé terapéuta podría acostarlo cerca de su permeable piel?
4. Pasanos el parte: bueh, facil... que nos vayas contado que onda Rod... por ejemplo, murió?
5. Beso es.. beso.
6. Lo demàs, buenmo... seguí la flecha.



SAludos querrrrrrido. Me caes bien, andá a saber por qué..

(se nota que no estoy escribiendo eh, sometido estas a mis tantas palabras por decir... y aqui el espacio se presta tan generosamente que....)

Lucy in the Sky dijo...

¡Cuánta tensión! Pobrecito Lucas, y recontrarequetepobrecito Rod que ahora no sólo va a tener que escuchar a los demás sino buscar a alguien que lo escuche a él y su nuevo trauma.

Conozco varias personas que tienen la cola de 10 metros como la vieja esa. Muy fea su actitud.

Besos Luquitas
(de a poco me voy poniendo al día con tu blog, lo bueno es que tengo tanto para leer que ya parece un libro :-D)

Anónimo dijo...

-Limpiesé las manos antes de comentar.

-Deje algun nombre.

-Comentarios prefabricados:

*Gracias. Me cambiaste la vida.
*¡Por Dios! Denle el premio nobel a este hombre.
*I dont speak spanish.
*Sos un muerto.


jajaj hijo de puta como me cago de risa con lo que escribís
fliafilia?
upa eso me suena
soy maite

Anónimo dijo...

pd: rod terminó curando a billy the kid ehhh
creo yooo

Cassandra Cross dijo...

El próximo jueves la señora García Monn se va a ir hacer atender igual, y ahí es cuando usted y Billy The Kid se tienen que complotar con la secretaria para hacerla ca*ar la fruta a la ortiva ésa.
Loparió!

Me conmovió hasta las tripas su devoción desinteresada hacia el doctor Stewart. Merece cada minuto de su terapia, míster Luquits.

Manuelita dijo...

Eso es terapia! y no el aburrimiento de tirarse en un divan, mientras el "doctorcito" duerme hasta que le vibra el celular marcando el paso de los 50 minutos.
Felicitaciones para Rod: hay que saber ganarse la millonada que cobran por cada sesion, carajo!

Manuelita dijo...

Eso es terapia! y no el aburrimiento de tirarse en un divan, mientras el "doctorcito" duerme hasta que le vibra el celular marcando el paso de los 50 minutos.
Felicitaciones para Rod: hay que saber ganarse la millonada que cobran por cada sesion, carajo!

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger