Anoche soñé con Horangel.

jueves, 6 de noviembre de 2008 |

Anoche soñé con Horangel*. Estuvo buenísimo porque fue un sueño de los felices, de esos que uno disfruta y que cuando se acaban y uno vuelve a la vigilia (o a lo que supone que es la vigilia) dice ¡con un demonio! ojalá pudiera segur durmiendo y soñando.
Yo antes hubiera jurado que un sueño que incluye a Horangel entre los protagonistas me hubiera aterrado sobremanera, hasta incluso afectarme temporalmente el control de esfínteres de manera tal que al retornar yo al estado de conciencia hubiérame descubierto literal y metafóricamente cagado en las patas.
Para sincerarme del todo ahora digo que a mí Horangel me da un miedo del bueno, y todo el tiempo ¿eh?, de día también, o sea no es que tengo que tener una pesadilla con él para que me dé miedo, no, su sola presencia empuja mi alma a la melancolía más profunda, al umbral de la demencia más cruda. Lo veo en la tele por ejemplo y ahí nomás me entra un cagazo bárbaro, se me ponen los pelos de punta y un escalofrío me recorre el cuerpo cuando contemplo la mirada penetrante de sus ojos gélidos, sus labios finos como la cicatriz de un bisturí, las diminutas arrugas que se expanden por su cara como grietas en un témpano de hielo. Me aterran su rostro pálido, el gato sin vida que yace sobre su cabeza. Cuando me cruzo con un libro de Horangel o con una entrevista en algún diario me entra un pánico de los que ya no vienen y eso es porque yo no puedo controlar mi imaginación, nunca pude, entonces pienso en lo feo que sería por ejemplo quedarme atrapado con él en un ascensor que se ha descompuesto. Me imagino que de golpe falla y Horangel, para matar el tiempo hasta que nos rescaten los bomberos, dice maldición se ha roto el elevador joven y acto seguido comienza a contarme todo lo que me va a pasar en el futuro. Relata por ejemplo cómo terminaré trabajando como vendedor de alimento para águilas, animal que por su condición de ave de presa y por encontrarse en serio peligro de extinción significará mi ruina, y narra también episodios más trágicos que habrán de sucederme: mis primeros cuernos (en sentido figurado) cuando mi esposa Nancy McCurrency tenga un ménage à trois con dos soderos; mis primeros cuernos (cuernos cuernos) cuando responda a un aviso del diario donde ofrecen dinero a cambio de prestarse como conejillo de indias para testear un nuevo jarabe para la otitis que tiene como efectos secundarios el nacimiento de formaciones óseas en la zona parietal.
En un rincón del ascensor, temblando, yo le ruego por favor señor Horangel no me diga más nada no quiero escuchar lo que el destino me depara pero él ignorando mi desesperación me dice y finalmente fallecerás de combustión espontánea en la primera fila de un cine erótico, a los 73 años de edad. Desesperado por el inconmesurable dolor que te provocan las llamas en las que ardes, te revolcarás en el putrefacto tapizado del suelo del cine, corerrás gritando ¡uh uh, quema, quema! entre las butacas, salpicando chispas y esparciendo el fuego hasta que todo vaya reduciéndose a cenizas, a un puñado de cenizas humeantes, y hasta que el silencio se apropie de los escombros cuando los últimos gemidos de la orgía hayan chorreado de los parlantes derretidos.
Pero en el sueño de anoche nada que ver, jaja, en el sueño de anoche Horangel y yo estábamos en el Parque Sarmiento jugando al críquet y tomando limonada y él me contaba chistes. Decía por ejemplo: qué le dijo un fideo al otro... ¡oye mi cuerpo pide salsa!, y mirá si habrá sido feliz el sueño que el chiste ese era gracioso.


* Horangel es un señor que entre otras cosas tiene la capacidad asombrosa de predecir el futuro.
Para entender mejor lo que relataré a continuación puede verlo aquí.

16 Comentarios:

luli dijo...

jajaj varela! la única vez que alguien me adivinó el futuro fue cuando una gitana que vendía no me acuerdo qué cerca de casa, me dijo que alguien me iba a escupir en la jeta si no le convidaba un pucho...

imaginate un hijo de horangel y ludovica squirru?!
horangel + ludovica = el tío cosa con los poderes del brujito maya...!!

*¡Por Dios! Denle el premio nobel a este hombre.

besos!

GuAdaluPe! dijo...

HOla.

ALgun poder, de esos que ostenta el quia a través de este texto pasó. No se si porque lo nombraste tanto, no se si por mantener entre los que padecen al verlo ese, y cito "pánico de los que ya no vienen" (con lo que levantaste el estandarte del "ya no", el mejor recurso de los últimos años, pues el catálogo donde se ve el surtido de los mismos ya no es el que fuera antes)
Cuestión: menos mal que no lo incluiste decorrido en una misma oración tres veces, o cinco, según la leyenda que se haya escuchado, pues como saben, ya no son...etc.
Eso y sumándole al monitor el reflejo de quienes leemos, le dan a HOrangel la misma psoibilidad de CAndyman y entre los dos Sres. yo se cuál es el de mentirita.


Chau, G

max dijo...

Bueno Lucas, pero que inconformista, al fin y al cabo va a ser en un cine porno (te deseo que la combustión sea después del orgasmo, si no que bajón!)

Lo que sigue a continuación es una entrañable confesión personal. Y lo digo de frente, con 25 años, en un blog donde escondo mi cara tras un avatar: ahora entiendo la frase ¡con un demonio! siempre (hasta leer esto) pensé que era ¡común demonio! y nunca me atreví a preguntar que quería decir, para no quedar como un boludo. Ahora tampoco lo pregunto, pero cada vez me acerco mas a la verdad. Gracias por el instante de iluminación.

Te deseo menos encuentros con este monstruo de pesadillas y mas sueños de criquet.

Saludos

Luly dijo...

¿No me viste? yo estaba en un banco un poquito más alejada tratando de elegir un libro para leerme mientras ustedes dos perdían el tiempo con los limones exprimidos y el críquet... Me reacomodé en el respaldo del banco sobre mi chaqueta marrón y empecé a preguntarme, si realmente Horangel predecía el futuro... o todos podemos hacerlo... Escribí en una servilleta con lápiz rojo que vos ganabas... y el viejo por más predicción no pudo sumar más puntos. Agradeceme, sino me ocupaba de hacer el tramiterío ese complicado para compartir el momento onírico... Horangel se iba de ese partido con el primer puesto. Lo que sí, si ahora está leyendo este post... no quiero asustarte, pero debe recordar que me dijo cuando te fuiste:¡Ey chica de la chaqueta marrón... este chico va a escribir un post sobre mí el próximo jueves!.
Entonces me despedí de él y le dije: No es difícil saber que Lucas va a escribir sobre vos mañana, ya que hay un fideo en tu cabeza y está bailando "oye mi cuerpo pide salsa"... ¡Uy!¡correte! ¡¡¡una lluvia de tomates!!!. Entonces me quedé callada, porque cuando te cruzás con Horangel en un sueño cada palabra se materializa... dije ¡qué me despierten! abrí los ojos, leí este post... y ahora sabés lo que opinaba mientras se reían de mi chaqueta marrón.

Horangel dijo...

Bueno bueno. Es verdad eso que dice la chica.
Y deja de imaginarte cosas como el cine erótico, sos de los que mueren por naranjas mecánicas, Nouvelle Vague, Pudovkin o cosas por el estilo. Naaa Varela, no vas a morir en un cine así a menos que estés de acomodador y las butacas sean las últimas sillas cómodas para releer a stephen king.
Y eso es prácticamente imposible, porque después de casarte muy joven, vas a empezar a publicar tus primeros libros, la saga " El último paragüas" , y un día J.K. Rowling va a pedirte un autógrafo en Alfonsina, pero el Alfonsina3 que vas a poner en España (¿Te sigo contando?) Disculpa pero, tengo que ir a comprar más lápices rojos.

fulano/martínvillarroel dijo...

yo con horamgel ningún drama, mi problema es con eso de color fucsia que tiene como pelo...

Favio/MC dijo...

jajaja... muy muy entretenido este posteo, primera vez que me paso...

ojala pudiera escribir asi jaja

un abrazo, intentare pasarme en la proxima tambien

ADIOS!!

sardinasinsodio dijo...

Conmovido hasta lo más profundo de la próstata por la crudeza cuasi Süskineana* de tu relato y ante la evidencia de mi ya ingobernable miedo pánico por las minas gordas, que oportunamente he relatado en el charco, no hago más que conmiscerarme con tus sentimientos y estrecharte en un fuerte abrazo.





*de Patrick Süskind, el ñato que escribió El Perfume.

Lucas Varela dijo...

Luli: jajajj que asco que te escupan en la jeta, pero te lo merecés por rata coluda!.

G!: Candyman era tres veces me parece. La frase "pánico de los que ya no vienen" se la pedí prestada a una chica que trabaja conmigo, cubana, que siempre dice "tengo un hambre de los que ya no vienen".

Max: ¡Común demonio! JAJAJAJAJJAJAJAJAAAAAAAA!

Megías: y yo todavía no vi ese corto...

Horangel: gracias por pasar. Es todo lo que puedo decir porque ahora me voy, aterrado.

Fula: el gato sin vida, así le digo yo.

Favio: Bienvenido, gracias por comentar. Un abrazo para ud.

Sardi: No leí el perfume, tendré que hacerlo. Otro abrazo para usted, obesofóbico.


Gracias por pasar, nserio!. Ahí nos olemos.

L.

cas dijo...

yo que ud me iba todos los días a un cine erótico sólo para sonreír al final (entre otros nomentos, quizás) por no haber muerto. eso sí, a los 73, me voy al paque sarmiento. aunque no se con seguridad qué es mas peligroso.
a mi vieja le da miedo lily sullos, posta.

Anónimo dijo...

jajaja!... Horangel...cómo te acordás de esos personajes?!

que culiao...

buenasaso chino!


"lagordavaca"

xavier dijo...

Cómo puede estar buenísimo soñar con horangel? Eso es contradictorio.

Lucas Varela dijo...

Cas: Confieso haber tenido que googlear a Lily Sullos, no la conocía. Ahora que sé quien es, lo que me da miedo no es ella tanto como su sitio web. Saludos.

Viks :otro beso, saludos al totito ajajajj.

Xavier: ¡ya sé! eso pensé yo, pero en serio, estuvo buenísimo. La tiene re clara en el críquet.

Javier dijo...

Por suerte en el sueño los chistes los contaba Horangel y no al revés. Hubiese sido muy frustrante que predijera todos los finales antes de que llegaras al remate.

Lucas Varela dijo...

Jajajja me hizo reír Javier. Un saludo.

Manuelita dijo...

Ufa...me gustaba más la parte de la combustión espontánea, y los gritos sordos de los escombros.
Le queda bien lo trágico a UD. Déjelo ser.
Besos

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger