¿Onnn ta el traficante de órganos?.

jueves, 25 de septiembre de 2008 |

La mamá de Ramiro ahora ha decidido que Ramiro es demasiado grande como para permanecer envuelto en la plácida burbuja de ciertas tradiciones estúpidas. Por eso ha bajado al sótano, se ha sentado a su lado y sonriéndole cariñosamente, dejando de lado cualquier tipo de prólogos o introducciones paliativas, le ha dicho:

A ver Ramiro, atendeme. Papá Noel, los Reyes Magos, el Ratón Pérez y el Viejo de La Bolsa son todos personajes de fantasía, no existen, somos nosotros los papás los que ponemos los regalos en el arbolito cuando los nenes salen a ver los fuegos artificiales, somos nosotros los que te dejamos regalos en las zapatillas y nos tomamos el agua y comemos el pasto de los camellos, bah, lo tiramos, no lo comemos. Somos nosotros los que te ponemos monedas o billetes debajo de la almohada cuando el envejecimiento natural de tus células te va debilitando las encías y se te caen los dientes de leche, ese mismo envejecimiento que algún día te tomará de la mano y te acompañará pacientemente hasta el borde de la fosa que será cavada para vos, donde los gusanos y otros insectos irán alimentándose de tus restos inertes hasta que no quede más que tu brillante calavera y tus huesos blancos, cubierto todo por la tierra fresca y oculto de la luz para toda la eternidad.
Ni siquiera el Viejo de la Bolsa existe. Lo inventamos para darte miedo, para que no salgas a la calle de noche, para que te duermas temprano, para que no hables con extraños. Pero ojo, porque ahí afuera, en la calle, hay cosas peores que el Viejo de la Bolsa, mucho peores. Hay mafias que trafican con tus órganos, ¿entendés lo que te dice mamá, Ramiro?. Vos dentro de la panza tenés un montón de cosas viscosas que si te las sacan y las venden pueden ganar mucha mucha plata. Te cortan acá todo a lo largo de la panza y te cortan sin anestesia, la anestesia es una cosa que te duerme y no sentís nada, pero estos traficantes no te ponen anestesia, directamente te cortan zak zak zak por acá y zak zak zak por acá te van abriendo todo todo y te vacían como vaciamos nosotros el pollo cuando mamá hace pollo relleno, sólo que en vez de rellenarte con tomate o con salsa a vos te vacían te sacan los pulmones y el hígado y el corazoncito y después te cortan en pedacitos y te tiran a la basura, y durante todo eso vos estás conciente y sentís todo porque no te ponen nada de anestesia. Con lo cual me entenderás cuando te digo que no conviene que andes sólo ni que hables con extraños aunque el Viejo de la Bolsa no exista, porque mirá si hablás con un extraño y justo te toca un traficante de órganos que zak zak zak te despachurra la pancita y te vacía como hace mamá cuando prepara pollo relleno.

Y después la mamá de Ramiro ha considerado correcto terminar la conversación con una broma, así que escondiendo la cara detrás de las manos ha dicho:
_ ¿Dónde ta el traficante de órganos? ¿Onnn tá el traficante de órganos?.
Y luego, descubriendo el rostro y haciéndole cosquillas a Ramiro, ha gritado:
_ ¡ACÁ TÁ!.

>>Click aquí si le parece que tiene ganas de leer más sobre Ramiro y su mamá.<<

16 Comentarios:

sardinasinsodio dijo...

Ahora entiendo por qué Noel Galagher no tiene hijos...

Cassandra Cross dijo...

La Madre de Ramiro está pasando a ser uno de los grandes íconos del villanismo universal.
Queremos más, queremo'!

elblogdemara dijo...

La verdad ante todo...aunque duela...aunque sea cruel...aunque nos tilden de villanos...
Aguante la mamá de Rami!! :-)


Por Dios!! Necesito vacaciones!

Anónimo dijo...

uy... creo que este sitio me esta empezando a dar miedo...
snif! "¿Dónde ta el traficante de órganos?" muero de la risa!
facu

Anónimo dijo...

que hija de putaaa!!

vicky*

jc dijo...

Y Ramiro se ríe como siempre que su mamá le hace cosquillas y cree que a pesar de todo esto que le cuenta su madre ella no es tan mala porque al fin y al cabo ella sólo quiera lo mejor para él aunque sus métodos no sean de lo más pedagógicos, pero que pedagogía ni de que pedagogía hablo -piensa ramiro- si cuando mi mamá tenía mi edad no tenía ni siquiera una bici de una sola rueda como tengo la suerte de tener yo aunque aun no haya aprendido a hacer willy, ni un pedazo de hierro oxidado tenía pobre mamucha, piensa Ramiro y entonces se da cuenta que aunque su mamá lo haya mandado a vivir a un oscuro sótano, envuelto en sábanas de pequeños ponys, equinos que ya son pequeños de por sí, su mamá realmente lo quiere y, tras emitir su última risa como si fuera un juguete que se queda sin cuerda, le dice mientras un manantial de baba se desprende de la comisura de sus labios:
- Y poqué papá noel, los reyes magos y el ratón perez no existen?

a trabajar, varela.

Lucas Varela dijo...

y el viejo de la bolsa, no se olvide amigo jc.

Gracias por pasar, muy lindo comentario el suyo.

L.

jc dijo...

no me olvido, pasa q el viejo de la bolsa ya le habían explicado xq no existía, de allí es donde deviene el traficante de òrganos y todo eso. jeje, pobre ramirito.
de nada chabón y mirá q quiero las historias de esos personajes también, eh? gracias x el comentario del comentario. estuve cerca del nixon?

GuAdaluPe! dijo...

CUando yo era niña, quien me asustaba con el traficante de organos era el tele,... no habia sutilezas en las maneras, no eran comentarios despeus de la hora de proteccion al menor ni sugerian que sena los papas quienes (como pudo la Mama de RAmiro) fueran quienes se encargaran de cuidar a sus retoños... CAudno pasaba por la zona, mi Vieja cambiaba de canal pero la campaña atormentadora era potente, y ahi anduve yo, aturdida por las noticias y de noche repasando de momeoria los órganos de cabezas a pies a ver si los tenia todos.

Cas dijo...

ud ya había vuelto y yo mirando para otro lado. lindo leerlo, así tan de golpe, voy a guardar algo para después.
creo que ramiro y kung lee pueden ser amigos je.
saludos
¿qué me trajo?

g!a dijo...

jajaj me duele la panza de la risa, como no haber tenido una mamá así, la que nos hubiera ahorrado. *agregando a blogroll*

Ramiro se ríe por fuera y por dentro pensando ´´pobre vieja, se olvida de que soy parte de la generacion Y, y no tiene en cuenta que los 8 años son los nuevos 16, ma que traficante de órganos, yo ya conozco cosas peores gracias a mi ilustrativo nintendo y wi-fi. Pero que tierna, mejor que siga así a-gu gu a-gu gu

ren dijo...

jojjjoo, si vamos a lo literal, seguro que ramiro 10 años después le va sacar los órganos a su mamá, es casi inevitable, y para ese entonces ya se van a vender más caros así que se va a hacer millonario y va a poner una empresa bien garca, y hasta quizás le ponga el nombre de la madre...

ren dijo...

ella le dio la idea...

FranFel dijo...

jajajajajaja

zak, zak, zak

Es que me la imagino recorriendo la panza del nene con el dedo mientras emite los zak zak y los ojos del chico incredulo pensando a esta vieja se le zafo una tuerca del cofre y se chorreo la cecera jajajajaja.
Mira Lucas, veo tu cuento, que esta genial; como un cuento del futuro, de ciencia ficcion.
Me explico, los chicos de ahora son tan incredulos de cualquier cuento popular, tan cinicos los angelitos de ahora, que esa sera la generacion de padres que se ira gestando.
Hombres y mujeres que tendran que protegerse de los Ramiritos encerrandolos en el sotano para que no acaben con sus vidas.
Yo mientras voy a practicar mi zak zak zak con cara malevola para que mis Ramiritos se rian de mi otra vez.

Esta muy bueno el self service que tienes de los Nixon, pero yo prefiero en vez de premio un saludo tuyo, a ver si te provoca.

Saludos.

Lucas Varela dijo...

cuando gane el premio nobel, FranFel, me voy a permitir ciertas pedanterías, como por ejemplo no mandar saludos a la gente que está lo suficientemente loca como para quedarse en estos parajes por más de unos pocos segundos.

Pero hasta que no me honren con el galardón, le mando un saludo y un GRACIAS todo en mayúsculas, a usted y a los otros insanos que comentan y pasan por acá con increíble frecuencia.

L.

Lucy in the Sky dijo...

Che, ¿Ramiro tiene el número de Rod Stewart?

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger