Cuando me entran ganas de llorar.

lunes, 22 de septiembre de 2008 |

You laugh until you cry
You cry until you laugh
And everyone must breathe
Until their dying breath

Regina Spektor, On the radio.

Aunque a usted no le importe pero nada de nada el calentamiento global, el deshielo, la lluvia ácida, esos pobres pingüinos que se mueren todos empetrolados, que el cielo esté tan lleno de misiles, que su novia se haya ido con un rugbier, que suba el precio de la harina leudante, el hecho de no tener la más mínima idea de por qué estamos en el mundo, aún así yo sé que a usted le pasa lo que nos pasa a todos, porque si nos pasa a todos, entonces le pasa a usted, puesto que no veo ninguna razón para excluir del grupo TODOS al individuo denominado USTED. Me refiero a lo siguiente: así como a veces uno dice bueno está lindo para tomarse unos mates y va y se toma unos mates, o así como a menudo nos pasa que nos dan ganas de releer un libro y vamos y lo relemos, o así como a veces necesitamos por ejemplo ir al baño y agarramos una revista y vamos al baño, así mismo a veces a uno lo que le entran son unas súbitas ganas de sentarse en el borde de la cama, encorvarse hasta que los codos están sobre las rodillas, apretar fuertemente las palmas de las manos contra el rostro y, arrugando la cara como cuando se ha mordido un limón o se ha visto a un anciano desnudo, llorar. Llorar llorar llorar, pegar un puñetazo contra la pared, tirar cosas contra la pared o contra el piso, moquear, sacudir el cuerpo como un electrocutado, gritar por qué por qué por qué a mí, putear un poco a Dios o a la vida o a ambos y tratar de consolarse pensando que hay gente que la pasa peor por ejemplo que tienen nombres de fuente tipográfica, o que trabajan juntando caca de animales o cruzando la frontera transportando droga en su recto o como medidor de boca de león de circo que yo creo que está entre los peores trabajos del mundo, mi amigo Félix trabaja como medidor de boca de león de circo para el Circo Repsol y lo que tiene que hacer es meter la cabeza en la boca del león y ver si es del tamaño adecuado y si el león se comporta y no ataca o si hay que buscar otro. Cuando yo me siento en el borde de la cama y lloro siempre pienso en Félix y lloro un poco por él, pienso en su cara toda magullada, pienso en su oreja incompleta, pienso en cómo se queja cuando se acerca el verano que es cuando comienza el casting de leones para la temporada. También cuando estoy llorando pienso en mi pobre tía Ruth que transporta heroína de Londres a Noruega y también derramo algunas lágrimas por ella, pobre la tía Ruth, y si todavía no se me pasa le dedico otra porción de mi lamento a mi abogada Lucida Bright que se llama como la fuente tipográfica y siempre todos se le burlan en los tribunales, le dicen epa Lucida hoy te viniste en negrita y otras bromas estúpidas.
Y cuando se me pasa y me calmo y vuelvo a respirar normalmente me levanto y sigo con la vida y me voy al trabajo o me como un sandwich o hago un sudoku o escribo un post.

17 Comentarios:

starshyyne dijo...

i didnt understand your little comment thing lol, my google translator doesnt spread to pop up comment windows!

actually i didnt understand anything in your blog at all, except that you are sad.

we love you lucas!
we all get sad sometimes, there are sad things in the world.

<3

Anónimo dijo...

ami me pasa seguido...

(un bajón!)

VICKY**

Anónimo dijo...

"Eso rasca. Y rasca mucho, y rasca muy bien... Pero rasca donde no pica."





________________________vIk*

Anónimo dijo...

Cuando me entran ganas de llorar boceto... un escrito en bocetosdeunviaje... o un dibujo en cualquier otra parte... y son mejores que cuando no me entran ganas de llorar... pero cuando me entran ganas de llorar y no tengo ganas de bocetar... algo estalla dentro mío... y dice ¿QUé haces ahí? ¡Busca lo que quieres!... y ahí se complica, porque las ganas de llorar surgen cuando lo que queremos buscar... no sabemos por donde empezar a encontrarlo.

Mariana dijo...

Instrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

(Julio Cortázar)

Emma Meléndez dijo...

A ciencia cierta no sé porqué, y en realidad no importa tanto, pero me encanta pensar que configuras toda una historia, que no es más que la escena perfecta, para introducir la ocurrencia no menos perfecta que se te ocurrió un día, haciendo por ejemplo, un trabajo en word. (además de todo ésto, también me encanta tu blog)(que también me parece perfecto)=)

Lucas Varela dijo...

me sorprendiste, emma, porque es verdad. bueno la mayoría de las veces. este por ejemplo fue así: me compré la entrada para el circo del sol, y se me ocurrió de golpe la siguiente estupidez: ¿cómo será trabajar midiendo la boca de los leones?.

Gracias por pasar y comentar y develar mis más profundos secretos!.

L.

Cassandra Cross dijo...

Excelente post, Lucas. Me emocioné, hasta descostillarme de risa con Lucida Bright! :P


Sos el más grosso.

Emma Meléndez dijo...

¿Qué? Mi intención no era esa. Mi intensión era que me dijeses algo así como que: ¿a que me quedó bueno el chiste de Lucida? y yo te iba a decir: sii, qué risa que me dio el chiste de Lucida, porque me da risa verlo escrito, y me da risa, imaginar la situación donde entre la vieja al tribunal y venga un gracioso y le diga "epa Lucida hoy te viniste en negrita" y Lucida se iba a reir a medias, porque aunque era un chiste que se lo habían dicho muchas veces, nunca pierde su gracia. Entonces tú me ibas a responder: sí, si, está bueno... no sé, se me ocurrió. Y entonces yo iba a pensar, qué loco este tipo Lucas que se le ocurren unos chistes bien graciosos con las fuentes de word y lo pone en su blog al día siguiente.

Lucas Varela dijo...

el chiste de lucida fue un efecto colateral. la idea central fue la del circo... perdón juaja.

de hecho ni siquiera sabía que había una fuente tipográfica llamada Lucida Bright, tuve que ponerme a buscar una fuente que pueda ser, al mismo tiempo, nombre propio. porque imaginate que con times new roman el chiste no funcionaría muy bien que digamos.

habilitá los comentarios en tu blog!.

L.

donnie dijo...

Lo de Lucida Bright fue el momento más Comic Sans que he tenido oportunidad de leer en muuuuucho tiempo.

Brishante.

Anónimo dijo...

ja, eh bueno como lector aficionadísmo del blog, mi deseo es que, despues de tus ataques de llanto, escribas un post.
grositud
facu

Emma Meléndez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emma Meléndez dijo...

Bueno, con Times new roman, pudiese ser, en tanto que el nombre pudiese estar precedido por el apellido, pero la cuestión es que está dificil encontrar (imaginar) a alguien que se apellide nuevos tiempos o algo así. No digo que no existan, que a lo mejor y si, mira, quién dice que no, habría que buscarlo en la guia telefónica a ver, o en google, o en youtube o asi, nunca se sabe si uno buscando se encuentra a un Román Nuevos Tiempos, no sé... pero oye, viejo, Lucas, tampoco te emociones contando cómo es que se te ocurren las cosas, es decir, ¿de verdad necesitamos tanta información? A menos que las explicaciones sean parte del relato, no te extiendas dandolas, que no queremos explicaciones y mucho menos que sean verdaderas. Voy a intentar habilitar los comentarios en mi blog, lo que pasa es que allí no hay mucho qué decir. (uy, segundo intento)

Lucas Varela dijo...

Ok ok. Pero dejanos darte el richard nixon.

Richard Nixon, vocero dijo...

En este humilde acto hago entrega a Emma del premio Richard Nixon al mejor comentario, junto con una copia pirata del Office '98, un control remoto universal sin pilas y un portarretratos que no se tiene en pie porque se le rompió la cosita que va atrás.

Atte,

R.N.

Emma Meléndez dijo...

Oh, por Dios. Ya no sé qué decir. Gracias Sr. R.N por tan honorable premio y al Sr. Lucas, por escribir tan bien y hacer que a uno le provoque dejar comentarios. Con todos estos regalos ¿quién necesita la cosita que va atrás del portaretratos?

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger