El origen de mi fobia a todo, según Rod Stewart: La hedionda vida del bebé Lupín.

domingo, 2 de diciembre de 2007 |

El siguiente post contiene lenguaje adulto y escenas de violencia.

Bueno Rod Stewart, mi terapeuta, (se llama igual al músico pero no es el músico, es mi terapeuta. Si fuera el músico hubiera puesto un enlace a Wikipedia, pero como es mi terapeuta no tiene un artículo en Wikipedia entonces no puse enlace a Wikipedia) me dijo que estamos haciendo avances y que puedo contarle a "los chicos de internet" los progresos. Él sabe que tengo un blog y lee los comentarios de todos los lectores para "detectar patrones de conductas patológicas" y "malas influencias". Y a los lectores él les dice "los chicos de internet".

La cuestión es que hicimos avances con la terapia, y ahora sé cuál es el origen de mi fobia a todo.
Lo que hizo el Dr. Stewart fue hipnotizarme con un reloj de bolsillo y ordenarme que retroceda en el tiempo a recuerdos inaccesibles cuando estoy conciente.
Me dijo:

_ Bueno Lucas, relajate, imáginate que estás en tu vehículo favorito y...
_ Un tractor con una calcomanía de Cacho Castaña.
_ ¿Cómo?.
_ Mi vehículo favorito sería un tractor con una calcomanía de Cacho Castaña.
_ Bien, imaginate que estás en tu tractor y viajas al pasado, a ese momento donde te traumaste.

Para hacerla corta relaté un montón de cosas, pero el doctor dijo que la canción de cuna que me cantaron todas las noches hasta que cumplí 7 años fue el origen de mi trauma. La canción se llama La hedionda vida del bebé Lupín y sigue la misma mecánica que la tradicional Este dedito compro un huevito. O sea que lo que está en cursiva mis padres lo decían a gran velocidad mientras me hacían cosquillas.

Transcribo la canción:
Ay esta es la historia del bebé Lupín
Las cosas que le pasan
Al bebé Lupín
Juega con un fierrito, lo mete en el enchufe.
¡Y 30.000 voltios recorren su carne quemándole los órganos en el peor dolor de su vida!
Cuando se recupera el bebé Lupín
Juega con su pelota
El bebé Lupín
La pelota se va a la calle.
¡Y cuando la busca lo atropella un camión Scania de 16 ejes y lo arrastra por 17 cuadras hasta que un hombre se da cuenta y toca bocina y el camión para y lo sacan de debajo de las ruedas y se pasa los tres meses siguientes de quirófano en quirófano y de cirugía reconstructiva en cirugía reconstructiva!
Cuando se mejora el bebé Lupín
va al trabajo con el papá
el bebé Lupín
pero el papá trabaja en una fábrica de parabrisas.
¡Y el mameluco del bebé Lupín se atora en un brazo robot que manipula los vidrios y miles de esquirlas lo traspasan en un tormento más alla de lo imaginable hasta que el bebé Lupín muere y el padre se entera porque le avisan por teléfono y cuando exige ver el cuerpo el operario le dice "qué cuerpo, quedo esto nomás" y le entrega la piernita del bebé Lupín!.
Y ahora los padres del bebé Lupín
se consuelan pensando que está en el cielo
el bebé Lupín
porque los bebés van al cielo donde todo es felicidad.
¡Pero el bebé Lupín no fue un carajo al cielo porque no existe la justicia en este universo y ahora su alma arde en el quinto infierno condenado a una eternidad a 1000 grados centígrados!.

Y cuando terminé, Rod Stewart me hizo volver a la conciencia y me dijo que por ahí es esa la causa de que ahora le tengo fobia a todo, pero que teníamos que seguir viendo, y después agregó son 500 pesos.

14 Comentarios:

Macedonio Strangiatto dijo...

Hagamos así. Yo en Enero me llevo a casa El Piróscafo del Tiempo para polarizarle los vidrios y ponerle aire acondicionado (porque viajar en el tiempo no sabés como te escalda los de abajo).
No tenemos viajes oficiales programados al menos hasta Marzo.
Avisame con un par de días de anticipación y yo te llevo al pasado o al futuro, lo que vos me digas.
¿Querés ver cómo era tu vida intrauterina?. Te llevo.
¿Querés saber si La Colorada del piso de abajo la semana que viene se toca susurrando tu nombre?. El Tío Macedomio te lleva, papá!!.
Traélo al Tordo, y de paso le mostramos un lindo lugar donde nos lo podemos olvidar si no te baja el precio de la sesión.

M.

Lucy in the Sky dijo...

¡Por todos los cielos con diamantes! Y yo pensaba que estaba traumada porque en vez de este dedito compró un huevito me recitaban:

Este dedito encontró un pajarito,
éste lo peló,
éste lo cocinó,
éste le puso la sal,
y éste gordito picarón...
se lo comió, se lo comió, se lo comió!!!


y el horror que me causaba que el pobre pajarito hubiera sido sacrificado y devorado era seguido por unas terribles cosquillas que me arrojaban a un estado totalmente edgy... Viéndolo a la distancia, creo que bastante bien salí... ¿no?

Lucas, tu psicólogo podría cambiar el auto y mudarse a un country con nuestros traumas

sliding renat dijo...

qué groso, me imaginé a tus viejos (imaginé en toda significación ya que ni los conozco) haciendote cosquillas medias espasmóticas y diciendo rápido cada una de las desgracias del bebé Lupín... y
jaja
ja
ja

te comés un morbo a veces
es genial !

vic dijo...

Bien podría ser la banda de sonido de "la mano que mece la cuna".

Un abrazo Luc!

(mi vieja me tarareaba canciones de Palito Ortega... mirale el lado positivo...)

Doctor seisdedos dijo...

A mi de chico me cantaban el gurisito costero nomás...capaz que algún mensaje satánico tenía...pero lo tuyo es increíble Lucas, como para no estar traumado...
Debo confesar que la parte en cursivas la recitaba a los gritos y lo más rápido que podía para igualar a tus padres...

Un saludo para el doctor Stewart que debe estar leyendo esto, capo groso!! Somos amigos del club de doctores psicópatas y estafadores.

Saludos...

donnie dijo...

A mí me hablaban del bebé Luppi. Se trataba, calculo, de Federico Luppi, y la parte de las cursivas contenía mensajes del tipo 'y el bebé Luppi no sabía que iba a fracasar como actor nacional y que se iba a ir a España a hacer bolos breves y truncos en películas que incluyen faunos y monstruos con ojos en las palmas de sus manos porque el bebé Luppi iba a resultar ser un actor pedante y porteño como pocos'. De ahí deriva mi fobia al cine nacional, supongo.

500 pesos, también, aunque el psicólogo era otro. Calculo que las tarifas son del gremio.

Cassandra Cross dijo...

Insisto: ni a palos voy al sicólogo. Para que me diga esto, me quedo con mi fobia y ya.

Rememorar semejante canción sólo agregaría pesadillas a mis noches de adultescente.

sliding renat dijo...

me miro la mano
flasheo
tener 6 dedos sería genial !

Macedonio Strangiatto dijo...

Imaginate, Reni!...
Un dedo para la cejilla y cuatro para armar el acorde !!!
No hay escala mixolidia que se resista!!!
Un Flasssssss

Doctor seisdedos dijo...

Renat y Macedonio, sus comentarios me hicieron sentir identificado. Y si bien tienen razón en que tener seis dedos es bueno para tocar instrumentos...ustedes no saben lo duro que fue para mi aprender a escribir sin poner acentos en cada palabra...o decidir que dedo dejar afuera del guante...o cuando de chico me decían coque los cinco! yo salía llorando...la vida de un hexadígito no es tan fácil como creen.

Saludos...

sliding rennnnat dijo...

pero hay millones de ventajas, podés agarrar más cartas, hacer dos fuck you simultáneos, ni hablar de la incrementación del poder rascativo y de las nuevas formas que se aprenderían a hacer en las sombras.

es un flash, decime que no. hasta quizás se pueda chasquear doble los dedos.

donnie dijo...

(habrá aprendido a contar hasta doce mucho antes que cualquier amiguito suyo, además...)

Doctor seisdedos dijo...

Es más...aprendí los meses rápidamente y era un as en el sistema hexadecimal...

Julio dijo...

GENIAL la cancion
Yo si, ahora te agrego al blogroll. 100% porque tengo mucho tiempo al pedo

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger