Súbito ingreso del senador Philip Logan en la senilidad.

miércoles, 10 de octubre de 2007 |

Bien, entonces el acuerdo Firtzpatrick queda cerrado. Por favor prográmame una reunión con Williamson para tratar el tema de la seguridad nacional, otra con la candidata demócrata Linda Gibs para ver el presupuesto de su campaña y además quisiera ver la posibilidad de crear una reserva de baba pública por si a la gente se le seca la boca.

8 Comentarios:

ren dijo...

ajaja..
se extrañaba un poco.
aunque tu momento donde demostrás que realmente tenés sentimientos también me gusta.
igual acá todos sabemos que te extirparon el corazón a los 3 años de edad... te conté esa historia, verdad?
jaja hablamos mucho para las pocas veces que nos vimos. triste me quedan pocas anécdotas

Lucas Varela dijo...

Sniff.

No no, nada de sniff.

No tengo corazón. Desde los tres años. La prueba es que no me gusto TANTO Donnie Darko.

Y si tuviera corazón no tendría porque lo hubiera pisoteado la rusita.

En fin, nonsense de mi cabeza a las 7.14am.

I've got a train to catch!.

L.

P.D: Podemos inventar anécdotas, como esa vez que te caiste en el barro y los rugbiers se tiraron encima tuyo y te rompieron la guitarra y el facu los mató con un nunchaco...

...o cuando el nico amaneció con estigmas y lo llevamos a un exorcista en el N4.

Ahora sí me callo.

Anónimo dijo...

como diria mi profesor de armonia, q la puta si entrepreta bien las tan conocidas por nosotros frases de Coltrane... esto es un DELIRIO...
facu

Lucas Varela dijo...

Che pasame ese jazzero que tenía que bajar que me lo olvidé y perdí el papelito donde lo había anotado.

Y el último párrafo de un artista del hambre...

... si queré permanecé intacto.

Javier dijo...

Hace muchas, pero muchas lunas el bueno de Bernoulli propuso a los más insignes matemáticos de su tiempo que resolvieran el famoso problema de la braquistocrona, que no es otra cosa que medir el menor tiempo posible en recorrer una cuerda mas o menos floja bajo la simple acción de la gravedad. Resulta que una tarde, exactamente a las 16.30 hs, y tras sucesivas postergaciones del plazo estipulado, tal entuerto cayó, casualmente, en manos de Isaac Newton, quien en una noche de insomnio inventó el Cálculo de Variaciones, resolvió el problema y pidió, al día siguiente, su anónima publicación. Al observar la elegancia de la anónima, Bernoulli dijo, gravemente, "Reconocemos al león por sus garras...!". Algo así me pasa con usted Don Lucas, que de tanto internarme en los desopilantes meandros de su imaginación, a veces se me presenta como esos viejos amigos que, aunque circunstancialmente distantes, resultan firmemente anclados en cientos de pretéritos litros de mate y anécdotas compartidas. Sepa Usted disculpar los desvaríos de éste hombre viejo, que, vicio profesional mediante, ya no tiene muy en claro en qué tiempo vive, qué cosa es realidad y qué tal otra ficción... Si es que alguna ineludible diferencia puede hacer meritoria tal distinción...
Habida cuenta que, según usted mismo relata, el Universo finiquitóse hace ya muchos martes pasados, espero pueda recibir éste humilde aporte donde quiera que este germinal mare magnum de futuro Cosmos lo haya depositado.

Un abrazo.

P.D: Cuando se cruce, allá por las otrora barcelonas, a las Vacas de las Pancartas, ni se le ocurra discutir con ellas. Son animales demasiado dogmáticos.

Macedonio Strangiatto dijo...

Por alguna oscura conjura del destino, mi comentario inmediatamente anterior ha develado el esforzado secreto de mi identidad terrenal. Lamentablemente, me veo forzado, en éste preciso instante, a pasar a la clandestinidad.

Macedonio Strangiatto
Secretario de Actvidades Subconscientes del Sindicato Argentino de Viajeros en el Tiempo

Anónimo dijo...

mmm por lo visto fallo mi intento de envio, no t llego... bue en instantes llegara...
jonathan kreisberg se llama, jugamos al digalo con mimica juntos un par de veces, es re macanudo el chabon.
facu

Anónimo dijo...

JAJAJA!!!! Si...me acuerdo de mis estigmas...que manera de amanecer ese día...recuerdo que la noche anterior habiamos estado hablando justamente de lo bien que le sentaba a Al Paccino hacier de diablo en "El abogado del diablo", que peli!...y yo que al otro día me hacerco tanto a Dios, que me regala unos clavos en las manos... que loco...
Gracias por recordarme eso.

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger