El último paraguas (de cómo lo encontraron, dónde y cómo, y quién lo trajo)

domingo, 29 de julio de 2007 |

Breve Introduccion (por Lucas Varela)

El Talento es tan impredecible. Un día me lo encontré en el 601. Llevaba como siempre el sobretodo rosa brillante y el sombrero de cowboy firme en la cabeza. Qué tipo este Talento. Estaba sentado en un asiento del fondo, con la mirada perdida en las calles que el colectivo atravesaba. Me le acerqué tímido y lo miré buscando su mirada para ver si conversábamos un rato. Cuando al final me miró le dije rápido:
_Hola... usted no me conoce, yo soy Lucas...
_Si te conozco, flaco relotriya. (Así es el Talento, usa palabras de todas las épocas, del pasado y del futuro. Relotriya, me explicó después, es una palabra del siglo XXXI que significa "persona que se arrima en el colectivo y saca conversación).
_¿Me conoce?.
_ Sí. En realidad, de vista nomás.
_No entiendo.
_Lo que pasa es que yo siempre ando con Laura Megías, tu amiga. Ahora la voy a ver a mi vieja que está jodida.
_¿Quién es tu vieja?.
_La perseverancia _ dijo Talento y con una mirada dio a entender que no había mas charla. Justo era mi parada, y mientras caminaba me di cuenta de algo que hace tiempo ya sabía: Laura y el Talento son inseparables, excepto cuando la Perseverancia está jodida.

El último paraguas (de cómo lo encontraron, dónde y cómo, y quién lo trajo)

Al Chino...


Hay un señor, sentado en un banco de plaza, con un caleidoscopio, y una niña comiendo un helado se acerca y le dice: Señor, ¿qué ve?
Y el señor le contesta: ¿Vos qué crees?
Y la niña le responde: creo que ve el cielo que está por nublarse..
Y el señor. le dice: ¿cómo sabés que está por nublarse?
Y la niña le dice: porque no siempre hay una niña, un caleidoscopio y un cucurucho bajo un cielo azul.
Generalmente, ocurre siempre antes de la lluvia...
Comienza a llover.
Entonces la niña le pregunta al señor: ¿me presta su caleidoscopio?
Y el señor le pregunta para qué lo quiere...
Y la niña le dice: para quitarlo de este sitio... seguramente, así deje de llover.
Después de la lluvia el señor saca el último paraguas de abajo del banco de la plaza y se lo entrega a la niña.
La niña sonríe, y el señor le dice: antes de que te vayas, llevate también esto... porque hasta que encuentres dónde dejar un objeto tan especial como ese... vas a tener que soportar todo un camino de lluvia La niña se niega y le dice: deje señor, no lo necesito, las niñas con caleidoscopios... adoramos mojarnos.

Texto y dibujo por Lau Megías.

5 Comentarios:

Ren dijo...

Morí de ternura...

..


snnif.

Anónimo dijo...

El Talento sólo se arrima a las personas especiales... y estos dos amigos sí que lo son!!!

Mi mundo sería menos mágico sin ustedes...

nico dijo...

Me encantó... Que bueno que además de vos, existan otras personas que porten talento en su ser; como esta chica, Laura.
Un placer, realmente...

Anónimo dijo...

creo que pocas personas , le sacan la parte tierna a varela, y para competir con su talento esta chica laura debe ser realmente buena ....me alegra haberte leido,es muy raro y lindo ver tanto talento junto.
un beso varela ...

Bianca dijo...

MIO!

Te digo, Tio, este blog es MIO.

No hay de otra, quedare calva si no es mio, y honestamente, no deseo quedar calva otra vez.

Este es el post que me hizo decidir que el blog debia ser mio.

Mhmm.

& para que veas que sos un viejo talentoso!

Lo queras reconocer o no.

Porque hasta tus fieles admiradores lo dicen.

So, screw being humble!

B.

Comentar desde Facebook

Comentar desde Blogger