Textos inéditos de la Biblia. Jesús y el nigromante de Yahomemá.

jueves, 5 de mayo de 2016 |

Del Libro del Afilador Flautista, 12, 35-89.

Del pueblo de los midgets a Yahomemá. Quema de neumáticos y sanación salival.

Y atravesando la arboleda salió Jesús del Bosque de los midgets.

En las afueras de Yahomemá –que en hebreo significa “Aldea donde es sobremanera necesaria la visita de un Mesías que ponga las cosas más o menos en orden”– Jesús encontró el camino al pueblo bloquedo por altas llamas de gran altura y que se elevaban verticalmente en larga distancia. Pensó que se trataba del Fuego del Espíritu Santo, y se apresuró a atravesarlo para bañarse en sus lenguas de purificación. Mas no se trataba del Espíritu –que en ese momento se encontraba en Groenlandia bajo la forma de un gorrión posado en una piedra– sino de la quema anual de neumáticos de Yahomemá. 
Jesús se quemó, y gritó, y se revolcó, y en un momento de particular intensidad de su dolor incluso insultó un poco. Mas luego Jesús sopló sus quemaduras y las untó con un poco de su saliva –que es por todos conocida como curativa y milagrosa, con propiedades no inferiores a las del aloe vera– hasta que las heridas se calmaron y finalmente sanaron. De sus ropas quedaban sólo algunos retazos salvados del fuego, que Jesús procedió a reacomodar como pudo para tapar sus partes pudendas, a saber, sus genitales, sus pezones y los codos –articulación sumamente tabú en Yahomemá–, y habiendo improvisado un atuendo que, aunque efectivo en las normas básicas de discreción, no dejaba de resultar bastante sugerente y sexy, entró Jesús en Yahomemá.

Entrada en Yahomemá. Necromancia. Escena pudorosa. Perdón al nigromante, y obsequios.

No había dado Jesús doce docenas de pasos en Yahomemá cuando comenzó a ver todo tipo de desobediencias capitales de los mandamientos. En un callejón oscuro se estaba practicando un adulterio que además era de naturaleza sodomita, más allá había un hombre en la fase final de un apuñalamiento por la espalda, a su lado dos mujeres daban falso testimonio y detrás un niño se apropiaba hábilmente de una bicicleta ajena. Del otro lado de la calle Jesús vio a un anciano con un extraño sombrero del que egresaban, como resultado de prácticas macabras de brujería, diversos animales (conejos, palomas, incluso un camello) y luego metros y metros de un paño de colores sensuales. Cuando el último tramo de paño salió, el anciano mostró a los aldeanos que lo rodeaban el interior del sombrero, donde como mucho cabría una cabeza talla M o una pelota de fútbol 5, pero de ningún modo un camello.
Todos estos pecados afligieron a Jesús en su corazón que, vertiendo lágrimas, lloró durante casi una hora. Cuando se le pasó el hipo de tanto llorar y se secaron sus ojos, se acercó Jesús al círculo de gente que rodeaba al anciano brujo, que ahora adivinaba la carta que había elegido un niño («¡cinco de espadas!»), y hablándoles les dijo: «No existe magia que no sea pagana, blasfema y obra de Lucifer, a menos que se trate de milagros certificados, en cuyo caso el autor de los prodigios será canonizado y tendrá su propio día de celebración y se lo representará en algunas pinturas, postales y otro merchandising disponible. ¿Tienes tú, oh anciano que trucas la nada por conejos y que ejerces la necromancia adivinatoria, un certificado oficial de taumaturgia santa?», a lo cual respondió el anciano: «Tenía uno, pero me lo olvidé en el bolsillo y se arruinó cuando lavé el pantalón». Un instante después los ojos de Jesús se encendieron de furia, su cuerpo se llenó de temblores de pura rabia y todo él pareció tronar «¡Pecador!». Los aldeanos gritaron, y Jesús se felicitó en silencio por su performance. Sin embargo, no eran de terror los gritos de la gente. En los temblores, agitaciones y demás movimientos iracundos de Jesús, todo su frágil, diminuto, sensual atuendo salvado de las llamas había variado en su disposición, y ahora el ombligo y un muslo estaban cubiertos, mas el resto, incluyendo sus órganos sexuales y, todavía más grave, sus codos, se mostraban tal y como su Padre los trajo al mundo.
A los gritos de sorpresa siguieron sendas carcajadas de los aldeanos, y un grito entre burlón y reprobador del anciano brujo: «¡Tápese, cúbrase, que hay lugares que el sol no debería alcanzar!», decía el anciano al tiempo que envolvía a Jesús con los largos, coloridos y sensuales paños que usaba en sus trucos.
Esta nueva vestimenta fue de la aprobación de Jesús que, siempre dispuesto a la disculpa, perdonó al anciano nigromante e incluso le enseño dos magias aritméticas: la de la multiplicación de los panes y la de la división de aguas. Por último, le obsequió, como regalo de despedida, un frasquito lleno de su saliva curativa y, despidiéndose, les dijo adiós y se fue.



En edición limitada y hasta agotar existencias, este es mi amor por ti.

jueves, 10 de diciembre de 2015 |

En edición limitada y hasta agotar existencias, este es mi amor por ti. Disponible en versión Premium y en versión gratuita con publicidad, este es mi amor inefable, este es mi amor inconmensurable, este es mi amor imperecedero por ti. El primer mes es gratis con todos los beneficios del plan Premium. Después del primer mes, y si no te has dado de baja, mi amor por ti se renovará mensualmente, y podrás seguir disfrutándolo sin preocupaciones. La versión Premium incluye mi amor por ti en HD y 4K (sólo en dispositivos disponibles). Mi amor por ti no tiene contrato de permanencia. Además, los megas que no uses se guardan para el mes siguiente. Mi amor por ti tiene uno de los catálogos más completos disponibles actualmente, y sigue creciendo cada día. Mi amor por ti es seguro y puedes usarlo incluso cuando no tienes conexión a Internet. Mi amor por ti ya está disponible en más de treinta países y ha sido traducido a más de 12 idiomas. Mi amor por ti es muy fácil de usar y cuenta con una comunidad de usuarios previos que podrá ayudarte a aprender el funcionamiento básico y a encontrar respuestas a las preguntas más frecuentes. Mi amor por ti es compatible con todos los sistemas operativos y plataformas móviles. En la versión Premium, mi amor por ti se compromete a responder tus consultas en un máximo de 24 horas, siempre atento, servicial, sutil y sublime, y en la versión gratuita, en un máximo de 48-72 horas. Con una pantalla ultra resistente y con resolución Full HD a 433 ppi, mi amor por ti, siempre infinito, siempre eterno, es resistente a rayones y constituye una de las experiencias visuales y táctiles más conmovedoras de la actualidad. Si te suscribes a mi amor por ti dentro de las próximas 2 horas 28 minutos, se te entregará mañana antes de las 12 del mediodía. Y si quieres recibirlo hoy mismo, puedes solicitar mi amor por ti Express Delivery y seguir las instrucciones. Todo mi amor por ti, vasto, íntimo, atemporal, incluye una garantía de dos años que cubre cualquier tipo de defectos de software, hardware y/o packaging así como funcionamientos incorrectos o inesperados derivados de errores en su fabricación, transporte o mal uso. La garantía de mi amor por ti no es transferible a otros productos, y será automáticamente cancelada en caso de intervenciones impropias del uso esperado y estándar de mi amor por ti. Mi amor por ti cuenta con una de las coberturas más completas del país y, a través de partners internacionales, en el mundo entero. Mi amor por ti no te dejará nunca sin mi amor por ti, y ahora ya cuenta con 4G en casi todo el territorio nacional (sólo en dispositivos compatibles) para una velocidad de transferencia de mi amor por ti solo posible con las tecnologías de vanguardia, groundbreaking, cutting edge que incorpora. Mi amor por ti, majestuoso, ubicuo, único, no incluye compras integradas, sistemas de micropagos ni funciones desbloqueables con dinero real o in-app. La totalidad de mi amor por ti, sobrecogedor, cuenta con puertos USB 2.0, 3.0 y C, HDMI, DVI, ETHERNET, THUNDERBOLT y salida de audio digital. Mi amor por ti no cierra en Navidad ni año nuevo y está abierto 24 horas. Mi amor por ti está disponible en negro nacar, gris plateado, blanco inmaculado, verde tortuga, gris medieval, azul dolphin, rojo glóbulo, beige caucásico, oro rosa y amarillo. Mi amor por ti incluye un slot MicroSD para que puedas ampliar su memoria hasta 128Gb y, con 4Gb de memoria RAM, mi amor por ti puede manejar sin desfases ni ralentizaciones todas tus apps favoritas. Algunos de los contenidos de mi amor por ti podrían variar de acuerdo al país o región donde vivas. Aunque infrecuentes, algunas interrupciones en mi amor por ti podrían tener lugar en épocas de alta demanda del servicio. Mi amor por ti no contiene conservantes y presenta hasta un 8% de fruta natural. La versión light de mi amor por tí no contiene gluten y es apto para celíacos. Mi amor por ti puede contener trazas de cáscara de frutas, crustáceos, cereales, nueces, alcohol, tabaco, acidulantes y saborizantes. El teclado de mi amor por ti incluye la letra Ñ, todos los caracteres unicode y emoji y está homologado según los estándares de calidad internacionales. Mi amor por ti está hecho en papel reciclado, tintas ecológicas, mano de obra bien pagada y con certificaciones de Fairtrade International. Mi amor por ti incluye lenguaje adulto y escenas de desnudez. Se sugiere descansar 15 minutos por cada hora de uso de mi amor por ti, beber con moderación y esperar un rato antes de nadar. El consumo frecuente de mi amor por ti podría generar adicción y efectos no deseados. La exposición a temperaturas elevadas podría resultar en la inflamación y posible explosión de mi amor por ti. Se sugiere mantener mi amor por ti a la sombra y en temperaturas que no superen los 36 grados centígrados. No frizar. 

Cuando hayas terminado de usar mi amor por ti, puedes devolverlo o cambiarlo por una nueva versión en los puntos de recogida asignados. Si mi amor por ti se encuentra en buen estado, se aplicarán descuentos correspondientes.

Sobre la vida y la muerte de algunos asistentes a la exposición La tecnología nos #aliena.

jueves, 17 de septiembre de 2015 |

Un artista contemporáneo inaugura una exposición que tiene el siguiente título: La tecnología nos #aliena. La exposición del artista contemporáneo consiste en una serie de impresiones de grandes dimensiones de fotografías donde se ve una serie de SMS que el artista contemporáneo se envía a sí mismo, preguntándose cosas como “qué comemos hoy” o “tq mucho, llego en un rato” (sic).
Va mucha gente a la inauguración. Un niño llora frente a una de las obras, pero luego queda claro que la razón de su llanto no es el SMS que lee (“comprar orégano, no tnms mas”) sino simple cansancio. El niño está cansado y llora. Es pequeño y parece ser bastante caprichoso y acostumbrado a que le digan que sí a todo. El artista se decepciona levemente, porque por un momento pensó que el niño había captado la esencia de su obra. No fue así. Ninguno de los asistentes captará la esencia de la obra. Un anciano toma una fotografía de una de las piezas y se la envía por WhatsApp a su hijo, que vive en Connecticut. Un guardia de seguridad del museo se acerca y toca amablemente el antebrazo del anciano. Sin mediar palabra, le señala un cartel que indica que está prohibido tomar fotografías. El cartel tiene una cámara tachada. Alguien podría interpretar el cartel de manera literal, si tuviera una inteligencia limitada o dañada. Podría interpretar el cartel como “se tachan cámaras”, o como “se fotografían líneas rojas en diagonal”. El hijo del anciano, el que vive en Connecticut, recibe la foto al día siguiente, porque en ese momento duerme y ha puesto el teléfono en modo avión. Recibe la foto mientras desayuna cereales con leche imperceptiblemente pasada, es decir que la leche es saludable pero técnicamente ha pasado ya su fecha de caducidad. La obra no le gusta, y el hijo no quiere mucho a su padre, lo cual influye en la opinión sobre la obra del artista. Las razones de este desamor son inciertas. El guardia de seguridad regresa a su rincón contento de haber hecho bien su trabajo. Tiene várices en la pierna derecha porque pasa muchísimo tiempo de pie. La razón de esto no es incierta: es la normativa del museo, que no permite a los guardias de seguridad tomar asiento ni contar con un taburete o un banquito o una protuberancia en la pared para apoyar las nalgas y aliviar el peso en las piernas. Ni siquiera está permitido apoyarse en ningún lado. Las várices no duelen, pero estéticamente son desagradables, son feas de mirar. Los fines de semana, el guardia de seguridad disfruta de ir a la playa y broncearse, es casi lo único que de verdad disfruta, pero ahora que tiene varices está acomplejado, inseguro, se pasa horas frente al espejo odiando el mapa azulado de sus piernas, y hace casi un mes que no va a la playa. Su piel de a poco pierde ese tono dorado que tanto le costó conseguir. El hijo del anciano tiene hongos en el pie derecho, porque ese pie transpira más que el izquierdo, tiene una sintomatología rara, una relación inusual entre la sudoración y el estrés, una relación inusual pero innegable, innegable en el sentido de que está ahí, ocurre, el estrés del hijo hace que uno de sus pies transpire más de lo normal. El niño finalmente se queda dormido en un banco, ha llorado hasta dormirse. El guardia de seguridad lo sacude amablemente. Sin mediar palabra, le señala un cartel que indica que no está permitido dormir. Lo expresa a través de un dibujo de una cabeza de perfil, horizontal, y tres Z sucesivamente más grandes surgiendo de su boca. Todo eso tachado por una línea en diagonal. Alguien con la inteligencia dañada podría interpretar eso como “aquí se respiran zetas” o “lo que estaba fotografiando la cámara no era una línea en diagonal, sino lo que estaba detrás, que es el hombre que exhala zetas”. La novia del artista no ha venido a la inauguración. El artista, que tiene mucha imaginación y además es muy inseguro y tiene muchísimos celos, se imagina a su novia en la cama con otro hombre. En realidad la novia ha tenido su primer ataque de narcolepsia, el primero de muchos que tendrá durante el resto de su vida, y está dormida sobre la alfombra de la casa que comparte con el artista. Duerme insonoramente, pero un hilito de saliva le brota de la comisura de los labios, cae sobre la alfombra e inflama las hebras imperceptiblemente, o sea algunas hebras del material que compone la alfombra se han hinchado tras la absorción de la saliva de la novia fiel pero narcoléptica del artista. El niño, aún somnoliento, busca a su padre, pero no lo encuentra. Tiene mucho sueño. El doctor le ha dicho al guardia de seguridad que debe considerar seriamente cambiar de trabajo y pasarse a un protector solar de factor 30 o superior. El artista ahora charla con una estudiante de arte y le propone que vaya a visitarlo a su estudio un día para que puedan discutir el paradigma artístico de ella y-por-qué-no conocerse un poco mejor, pero la estudiante se da cuenta de las intenciones coitales del artista y aunque le dice que sí, que irá, sabe secretamente que no lo hará, porque ella tiene muy clara la línea que divide el amor de la admiración de la atracción y en este caso ella admira la obra del artista pero no quiere ni ama al artista y tampoco se siente atraída por él, ella quiere basar su carrera en su obra y está dispuesta a establecer lazos laborales que le permitan por ejemplo preparar una exposición o participar en alguna subasta pero no quiere convertirse en alguien que ha conseguido su éxito a través del sexo, de ninguna manera. El anciano nota que el guardia de seguridad está distraído y consigue tomar otra fotografía. Se siente rebelde y sus ojos brillan. Por un nanosegundo, por una fracción imperceptible de tiempo el anciano viaja de manera espiritual a sus años de adolescencia. El anciano morirá treinta y siete segundos después de que su hijo por fin reciba la foto, al día siguiente. Morirá de un ACV, que es algo que puede pasarle a cualquiera en cualquier momento. Podría pasarle a usted ahora. El guardia de seguridad eventualmente se operará las várices, pero tendrá las piernas vendadas durante varias semanas más, y para cuando se las saquen el verano ya habrá acabado, con lo cual no será necesario ni cambiar de trabajo ni comprar otro protector solar. El niño se hace pis en el viaje de vuelta a casa, en el asiento trasero del Ford de sus padres. El pis del niño huele sumamente a pis de adulto, huele muy fuerte. Eso es porque el niño envejece a una velocidad superior a lo normal. No mucho, nada como para que te investigue la NASA y te secuestre el FBI y te pases el resto de tu vida en una jaula de cristal con cámaras y gente que te observa y toma notas, pero por ejemplo a los 30 años el niño tendrá todo el pelo blanco y algunas manchas en la piel que a otra gente no le salen hasta los 50/60 años, y a los 30 años tendrá crisis espirituales más propias de los 50/60 años, a los 30 años el niño se verá invadido por ánimos crepusculares, purpúreos, de despedida, de tarde-noche, de en-nada-se-acaba... Pero ahora mismo este envejecimiento acelerado se nota solamente en el olor adulto de su pis y poco más. Quizás si su madre le observara las manos con atención notaría cierta protuberancia en las venas y unos nudillos filosos y arrugaditos, y quizás si su madre le observara los ojos con atención notaría en su mirada una cierta sabiduría improbable, una vejez desfasada. Pero es difícil que lo haga porque tendría que sentir ciertas emociones maternales y afectivas que la madre no siente. De hecho, la incontinencia del niño no tiene nada que ver con su envejecimiento prematuro. Tiene raíces psicológicas. Es un llamado de atención dirigido a su madre. El niño tiene 7 años. Mientras el niño vacía su vejiga, sus padres comentan la exposición. A él le ha parecido espectacular la manera minimalista, sencilla y directa de captar el zeitgeist de nuestra generación. A ella le ha parecido pretenciosa no solo la exposición sino la observación que su marido acaba de hacer. Agrega que la generación que el artista intenta captar —suponiendo que ese sea el caso, y la mujer lo duda— en todo caso no es la generación “nuestra” (la de ellos dos), sino por lo menos la siguiente, o incluso la otra [es decir la que viene después de la que viene después de ellos, o lo que es lo mismo, la que viene después de la generación que ocupa el niño dormido y meado en el asiento trasero]. Y agrega, la mujer, que no hacía falta decir zeitgeist. El guardia de seguridad pasa todo el otoño trabajando en el museo y en sus días libres visita un salón de bronceado. El artista vende varias obras por bastante dinero. No siente culpa. Tampoco lo hace por el dinero. Planea su próxima obra, y convence a un estudiante de que lo visite el domingo siguiente en su estudio para que puedan conversar sobre la obra de Jeff Koons y paradigmas y enfoques y cosas. El artista es bisexual. El estudiante es gay y no enfrenta la vida desde un punto de vista similar al de la estudiante, sino que tiene más bien ganas de acostarse con el artista que admira y piensa que hasta quizás exista la posibilidad de que el sueño postcoital del artista le permita al estudiante curiosear su estudio y tal vez, por qué no, robar alguna pieza que luego pueda vender por Ebay o esperar a que el artista muera y subastar por Sotheby’s. Ambos están al tanto de los planes copulatorios y esperan con ansias el domingo. El artista, sin embargo, sigue preocupado por la posibilidad de que su mujer esté ahora mismo desnuda y excitada en los brazos de otro hombre No sospecha de nadie en concreto, pero su cabeza se ve invadida por imágenes de una silueta masculina sobre su mujer moviendo las caderas en un claro vaivén sexual, en un claro in and out de penetración fornicatoria. Se descubre que el salón de bronceado trabaja con máquinas que no están aprobadas por los estándares internacionales de calidad y de seguridad, por los ISOs correspondientes, y no supera los controles de calidad subsiguientes por las fugas de radiación nociva. El guardia de seguridad desarrolla un cáncer de piel severo pero no mortal. Se somete a varios tratamientos de transplantes, injertos y relocalización del tejido, transplantes que en un par de décadas serán carísimos pero que a los que el guardia accede de manera gratuita en su calidad de conejillo de indias. Los doctores usan tecnologías experimentales y de ultimísima generación, rayos RXZ, vibraciones espasmoeléctricas, rayos gamma, neoradiología y materiales de todo tipo, entre ellos: piel sintética, piel de hamster, encía de ballena, paladar de aborto y mucha, muchísima baba de caracol. El guardia sobrevive, pero no puede tomar sol nunca más, y su cuerpo desnudo ahora es un collage de infinitos matices y texturas, y pasar la mano sobre el cuerpo del guardia es como acariciar un Muestrario de la Vida. Eventualmente el guardia se deprime mucho —la razón de esto no es solamente que le encanta tomar sol (casi lo único que le gustaba en su vida era tomar sol y ya no puede) sino también la falta de vitamina D (por no exponerse nunca al sol), de cuya carencia una de las consecuencias es una modificación súbita de los estados de ánimo y una tendencia a la depresión, y esto no deja de ser muy irónico, le dirá a su grabadora el doctor que practique la autopsia del guardia de seguridad cuando finalmente el guardia de seguridad no aguante más y salte a las vías del tren y se vaya de este mundo. La sudoración del pie derecho del hijo del anciano, que tiene una conexión rara con el estrés, no se explica nunca. De hecho nunca la nota nadie, ni siquiera él. El hijo del anciano muere muchísimos años después, y durante toda su vida nunca hay ni un solo intervalo de no-tener hongos en ese pie, lo cual significa que durante toda su vida el hijo del anciano ha usado la cantidad total de 4.762 botellas de desodorante de pie y 3.211 frascos de talco antitranspirante y todo eso no ha bastado para que siempre, en todas las situaciones en las que el hijo del anciano tiene que interactuar socialmente descalzo, siempre que tiene que descalzarse en público salga como una especie de fanasma hecho de olor que no es visible pero que es instantáneamente olible por todos los que están en la misma habitación, y eso es evidentemente un trauma. Pero ni la relación, ni el estrés, ni el trauma se explican. Por lo demás, la vida de este señor es normal y el hijo del anciano muere relativamente contento y sintiendo dolores más que tolerables de un cáncer poco agresivo pero aún así terminal, y el hijo del anciano muere sin la ayuda de calmantes de ningún tipo, aunque fuma un poco de marihuana de vez en cuando para poder dormir mejor y en la fase final se mete unos tranquilizantes que le trae de contrabando su hijo -esto es, el nieto del anciano. El niño muere a los 59 años, pero aparenta 78. Sus padres, por algún acuerdo extraño del universo que a veces compensa las cosas de esa manera, viven hasta los 109 años y mueren el mismo día y con una diferencia de 34 minutos. Mueren después de una tos rara que los mata. La tos no es síntoma, es causa. Mueren de toser tanto que se les colapsa el sistema pulmonar. La tecnología nos #aliena se expone durante 22 días y luego sale de gira por Europa. El artista consigue un éxito relativo de crítica, con algunas muy duras y otras ligeramente favorables, y sin embargo vende todas sus obras por precios bastante altos y puede vivir muy lujosamente. Por ejemplo, tiene muchísimas tortugas en su casa de verano en Beverly Hills, muchas de las cuales son especies en riesgo de extinción que sólo pueden adquirirse en el mercado negro de tortugas. Ese domingo, el siguiente al de la exposición, el artista se acuesta con el estudiante, pero ninguno de los dos llega al orgasmo y los dos lo fingen y los dos saben que el otro lo finge. En esos días, entre la exposición y el adúltero domingo, la mujer del artista ha tenido ya otros tres ataques narcolépticos, lo cual, muy  irónicamente (como le dirá a su grabadora el doctor que hace la autopsia de la pareja, cuatro años después) desencadena un insomnio crónico en el artista. El estudiante no alcanza el orgasmo porque la noche anterior ha tenido una larguísima sesión de anfetaminas y sexo, y está extenuado. Sin embargo, saca provecho de esa cita al robarle una pequeña escultura de un teclado con ojos en lugar de teclas que se llama Arroba@puntocom.com y venderla en Ebay años después. El estudiante muere a los 67 años en un accidente automovilístico que no lo incluye. O sea chocan dos taxis y de uno de los taxis salta una astilla del espejo retrovisor y le atraviesa la garganta al estudiante, que esperaba pacientemente el semáforo. El artista insomne y su mujer narcoléptica mueren también en un accidente automovilístico, cuatro años después, porque su mujer se queda dormida y cae sobre los brazos débiles de su marido. La razón de la debilidad de los brazos del marido es el insomnio y también un síndrome extraño que hace que los brazos no desarrollen masa muscular y a veces fallen. Los brazos débiles pierden el control del Chevrolet y se caen a un precipicio y mueren, los brazos, con el resto de toda la pareja (los brazos y los ojos y las piernas y todo el tejido y todo lo que era la mujer del artista (que no se despierta durante el accidente y conecta directamente, sans interrupción, el sueño con la muerte) y también los hombros y la panza y las rodillas del artista y todo él. No mueren por el impacto, mueren dos minutos después, cuando ocurre la explosión. En esos dos minutos, el artista consigue escupir varios dientes y una pequeña cantidad de sangre y logra finalmente decir sus últimas palabras: «¿Me engañaste alguna vez?». Su mujer escupe a su vez dos incisivos y otra cantidad de sangre y le dice, desde un sueño en el que está conversando con una cabra periodista que está haciendo un profile sobre su carrera en termodinámica, y la cabra le pregunta «¿se imaginó alguna vez descubrir ocho leyes más de termodinámica?» y ella le contesta a la cabra que no,  que nunca, le dice que jamás, y que cómo puede ni siquiera preguntar eso, de repente en el sueño ella está muy enojada con la cabra y le dice que cómo se le ocurre siquiera plantear la posibilidad de que alguien espere conscientemente descubrir ocho leyes nuevas de termodinámica, y se lo plantea en forma de pregunta: «¡cómo puedes siquiera preguntarme eso!», y todo esto la mujer lo verbaliza claramente en la vigilia, y es la respuesta que escucha el marido, el artista, y en el sueño ella se calma y le dice a la cabra «¿Y tú?» y el artista (aliviado porque su mujer le ha dicho que nunca lo ha engañado aunque en realidad sí lo ha hecho, un día, con un golfista) verdaderamente intenta responder con la verdad, pero no puede hablar porque tiene toda la traquea y la boca llenas de sangre y un momento después ocurre la explosión y los dos mueren. La estudiante que detectó, hace muchos años, en la exposición, las intenciones coitales del artista y fingió aceptar la invitación sabiendo que en realidad no iría nunca, esa estudiante fue el cuerpo, fue la carne, fue el receptáculo de la SEGUNDA VENIDA DE CRISTO, que tuvo lugar exactamente 81 años después (es decir, cuando la estudiante ya tenía exactamente 100 años). Un domingo por la tarde la estudiante estaba tejiendo una bufanda para su bisnieto que estaba por nacer pero que ya sabían el sexo y sería un thrulon —en el 2072 apareció un nuevo sexo/género y además del hombre y la mujer existen los thrulons, que son algo así como hermafroditas bisexuales de tez rosada e infértiles— y si finalmente hubiese llegado a nacer se habría llamado Albert⁂ (todos los thrulons están obligados por ley a tener el símbolo⁂del asterismo al final del nombre, y esta no es, desde luego, la única ni más ofensiva de las desigualdades y discriminaciones de la que son objeto, pero sí quizás la más inesperada y la más gratuita) y la estudiante estaba tejiendo la bufanda para su bisnieto el nonato Albert⁂ cuando de repente el Espíritu Santo le habló y le dijo que ella había sido elegida como receptáculo atemporal para la segunda venida de Cristo. Acto seguido Cristo entró en su cuerpo y empezó a hacer milagros, y la conciencia de la estudiante fue degradada a la posición de acompañante en el cuerpo de la segunda venida de Cristo (que se llamó Áxel, no Jesús) y desde esa posición de acompañante la estudiante pudo ver los distintos milagros de Áxel —multiplicación de los panes, liberación de los presos, sanaciones varias, levitación— y también aprender que la invitación sensual del artista en la exposición había sido una prueba para ver si ella estaba a la altura moral y espiritual de lo que se exige para ser el receptáculo de la segunda venida de Cristo, llamado Áxel. Un tiempo después se acabó la vida humana en la Tierra. De hecho se acabó la Tierra. El planeta se plegó sobre sí mismo como un origami raro y precioso y desapareció, con las esperadas y terribles consecuencias para el sistema solar cuando toda una fuerza gravitatoria y electromagnética desaparece del esquema, y todos fueron a un no-lugar-no-tiempo de paz eterna aunque no carente de cierta sensación de aburrimiento crónico y existencialismo moderado y un je ne sais quoi de insatisfacción omnipresente.



Cine para pocos 11.

sábado, 11 de abril de 2015 |

¿Qué hizo hoy cuando se levantó? ¿Quizás bostezó mientras le regresaba lentamente la conciencia de ser inferior e ignorante, y acto seguido desayunó cerveza con cereales viendo un film protagonizado por Sylvester Stallone? ¿O eligió subir el volumen de la tele para escuchar, mientras se cepillaba sus alineados dientes , los diálogos atemporales de alguna obra de Ingmar Bergman? Si hizo lo primero, puede irse de aquí y buscar en ebay recipientes contenedores de sobrante salival anudables al cuello, o puede comerse una mandarina sin pelarla, o puede golpearse la cabeza a propósito a ver si le surge algo de sensibilidad en el alma, o puede mirar fijamente al sol sin ningún tipo de protección.
¡Ay, pero si es del segundo grupo, del grupo que entiende a Kiéslowski, que telepatiza con la mente artística de Gelmut Gelmut o pierde el control de esfínteres con una foto de Polan Romanski, entonces quédese, permanezca en este recinto sagrado de adoración al celuloide, de admiración por la pantalla grande, de fascinación por la butaca, etcétera! Bienvenido a una nueva selección de Cine para pocos.


MEJOR REDONDEAR ANTES DE LA EMBOLIA.
(Ey, I better redondeate here before the émbol, EE.UU., 2015, Apta para todo público, 4033 minutos.)
Director: Pedro Krügger.

El mexicanglófono Pedro Krügger vuelve con un film que, como es de conocimiento público, casi le costó la vida. Cuando un admirador le envió un SMS en el que lo retaba a dirigir y protagonizar su propia biopic, Krügger aceptó, y rodó una de las grandes joyas del cine contemporáneo, además de uno de los más sentidos homenajes al Prökk, de Polan Romanski. 
Narrando su vida desde los comienzos de su infancia, Krügger interpreta magistralmente todas las etapas y las vivencias más importantes de su vida hasta el momento en el que recibe un SMS de un admirador que lo incita a dirigir y protagonizar su propia biopic. El film aborda entonces el rodaje de esa biopic, y sigue a Krügger dirigiendo e interpretando a Krügger en todas las etapas de su vida hasta el momento en que recibe un SMS de un admirador que lo desafía a filmar y dirigir su propia biopic, momento en el que entramos en otro subnivel de película dentro de película dentro de película, con Krügger dirigiendo una película e interpretando a Krügger que dirige su propia película, ad infinitum, durante horas, días, hasta que uno de los Krügger –alguno de ellos, quién sabe cual– dice, en los últimos segundos de la cinta, cubierto de las distintas ropas de los distintos niveles de Krügger, con el pelo sucio y grasiento, con una voz que es muchas voces, cubierto de sudor y heces, uno de los Krügger que dirige a Krügger interpretando a Krügger, uno de ellos, pobre, mira a cámara y suspira: «Ey, me parece que mejor redondeamos que me va a dar una embolia...»
Krügger (en la vida real) fue acto seguido hospitalizado. Aunque ahora se encuentra rodando una secuela de Los puentes de Madison, algunos dicen que en realidad no volvió. Muchos de sus allegados aseguran que en realidad no está "viviendo de verdad", no está siendo él, sino que está interpretando a un "sub-Krügger", está rodando su biopic del futuro, lo que dicen es que en realidad nunca salió del personaje, que se quedó en alguno de esos abismos, de esos laberintos, para siempre.
Para siempre.

*  *  *

UN PUNTITO JUDÍO Y UN CUADRADITO NEONAZI SE HACEN AMIGOS.
(Der pont Goldberg, der squaren Hammen, Alemania / Francia, 2009. Apta para todo público, 87 minutos)
Dirección: Aquelle D'alla.

Cuando parecía que ya no quedaba nada para decir de lo que sin duda fue una de las peores cosas de 1945, el debut cinematográfico D'allá derrumbó todos los prejuicios y abordó el Holocausto con una sublimidad francamente espectacular. Rodada enteramente con Adobe Flash Trial y con las voces de Hammen el cuadradito y Goldberg el puntito interpretadas por el propio director, Un puntito... contó con un presupuesto limitado de 12€ y sólo en su fin de semana de estreno recaudó un quintillón de euros, convirtiéndose en la película más taquillera de toda la historia del universo conocido.
Aunque ya se sabe no existen fórmulas para el éxito, Rod Pédant, de Taller du Cinemá, explicó el taquillazo en los siguientes términos: «¿Por qué [Un puntito...] ha cautivado a tanta gente? Imposible saberlo». Por suerte, Alice McRácor del blog Fotogramas de la mismísima vida ha sido más clara: «La razón es simple. Un puntito... comienza como cine abstracto, con las figuras geométricas flotando en un vacío blanco. D'Allá se recrea en los códigos de la danza contemporánea y de la teoría del cine. Del cine difícil. Elitista. Pero luego, al final, cuando acaba el movimiento y cesa la banda sonora, aparece un texto explicativo que serena al espectador inculto. El texto reza: EL PUNTITO EN REALIDAD REPRESENTA A UN JUDÍO Y EL CUADRADO A UN NAZI Y AHORA SON AMIGOS, lo cual es a la vez un mensaje de paz y felicidad y una tranquilidad para el movie-goer que pudiera sufrir de cierta carencia de percepción metafórica (aunque la explicación ya estaba también en el título). Tras los créditos finales, se lee: ESTO ES UN MENSAJE DE PAZ Y TRANQUILIDAD Y NO IMPORTA SI NO ENTENDIERON LOS SÍMBOLOS. Pajarraco de Bronce en el III Festival de Cine de Otawa. 

*   *   *

MUERAN TODOS LOS HUMANOS, INCLUIDAS LAS DELFINAS.
(Death to all humans, she-dolphins included. EE.UU, 2010. Apta para mayores de 18 años. 312 minutos.)
Dirección: Las Herman@s Brontté.


Emilia y Ana Claudia Bronté vuelven a la crítica feminista y al cine distópico con un thriller crítico y distópico cinematográfico feminista tautológico que se autoexplica a sí mismo desde la redundancia y la repetición.
Madame Bovary (Megan Focs, Transformadores II) y Simone de Beauvoir (Paul Giamatti, Señorita en el agua) son dos activistas del siglo XXXII que se ven abducidas por seres del espacio sideral y reemplazadas por dos robots falogocéntricos heteropatriarcales que deciden matar a todos las delfinas del Océano Pacífico esgrimiendo un libro de Toril Moi que entendieron mal. Un mundo simbólico de atmósfera marina, un mundo marino de atmósfera simbólica, un mundo atmosférico de marinos simbólicos, un símbolo mundano de marina atmosférica, un marino atmosférico de mundano simbolismo, y mucho más.
Dijo Hélene C., de Videoworld: «Imágenes difíciles de interpretar, pero que valen la pena el esfuerzo. La teoría del género explicada y actualizada para un mundo donde todo es efímero y fugaz, donde es fácil, quizás demasiado fácil, adquirir un tono solemne sin decir nada, o usar la repetición para que parezca que tenemos mucho que usar la repetición para que parezca que tenemos mucho que decir, o donde a veces la concentración nos abandona en medio de Paul Giamatti en la mejor interpretación de su carrera.
Recomendada la edición extendida en Blu-ray , que incluye un atmosférico símbolo de marino mundial y también un mundo marino de simbólica atmósfera.

*   *   *

BUKKAKE A LAS ESTRELLAS.
(Bukkake no estaru, (iku mori naru naru, naru sake abúbutu, ¡jajaja! ¡JAJAJA!), Japón / Corea del Sur, 2008. Apta para mayores de 45 años. 124 minutos).
Dirección: Kimqui Duk

Ricardo Funes-Ochoa es un japonés como cualquier otro. O eso parece al principio, pero en realidad es un mitómano adicto al sexo y bastante loco de la cabeza que establece una relación amorosa con 45 mujeres al mismo tiempo, sin que ellas sepan de las otras 44, todas estudiantes de arquitectura hidrológica en una universidad que un día se derrumba sin dejar sobrevivientes por una filtración de agua en los cimientos mal diseñados. ¿Cómo saciará Ricardo su deseo ahora? Y también, ¿cómo hará para hacer el luto, para despedirse de esas 45 almas en pena? Y por qué no, ¿de dónde viene la pelusa del ombligo?
Kimqui Duk en su mejor momento, tras el éxito inigualable de La grulla en el tejado ha puesto un huevo de color amargura consigue con Bukkake a las estrellas un finísimo estudio sobre la culpa, la infidelidad, la promiscuidad y la voracidad de algunos deseos. Una exploración impiadosa sobre la intimidad, la soledad, la vida y la muerte de los sueños. Un ensayo cruel sobre el dolor, el placer, el día y la noche de los museos. Una aproximación brumosa al amor, al engaño, al odio y a la fuente de los deseos. Un acercamiento espópito a la escalera, a la zona, al cuco y la gamola de los troncáceos.

*  *  *

ENTRE ESTELAS.
(Interstellas. EE.UU., 2015, Apta para todo público, 127 minutos).
Dirección: Cristiano Nolano.

Un granjero del futuro próximo se encuentra una nave espacial entre los choclos, así que se despide de su mujer Estela y se va a viajar por el Universo. Pronto descubre que ya no podrá volver a ver a su mujer porque como pasó cerca de un agujero negro y la gravedad modificó el tiempo, ahora su mujer está muerta, o si está vive tiene como 159 años. Así que el granjero llora un poco y después decide ir por los planetas en compañía de su robot monolitoide buscando sin éxito nuevas mujeres que le hagan olvidar el dolor de su Estela original, y al mismo tiempo encontrar la manera de conciliar la teoría de la relatividad con la mecánica cuántica para poder jugar al baseball con él mismo (gracias a los nuevos datos de la teoría de la relatividad). Todo esto con un trasfondo de traición por que su profesor de secundaria le mintió. Y un punto más al fondo de exploración de la naturaleza humana en gravedad cero y de cómo el amor atraviesa todo, incluyendo los metales muy fuertes y la bomba nuclear. Imperdible.

El granjero en uno de los planetas donde no encuentra a nadie. ©Warner Bros.



:: Más, por favor, te lo suplico, más Cine para pocos ::



Lo importante es tomar una postura. Ejemplos prácticos y casos avanzados.

lunes, 30 de marzo de 2015 |

¿Qué opina sobre tomar posturas?
¿NO SABE?
¿O sea que no tiene una postura al respecto?
¡EL HORROR! ¡EL HORROR! (Suenan alarmas. Se evacua la sala)

Sépalo: lo importante es tomar una postura. No importa tanto ante qué se está tomando la postura, o qué postura se esté tomando, siempre y cuando se esté tomando una postura. Yo tengo una postura tomada ante absolutamente todo, y si se me pregunta sobre algo y no tengo una postura tomada, la improviso ahí mismo. Su vida social, su vida sexual, el éxito económico y su carrera profesional dependen de esto. ¿No me cree? ¡Pero si eso es una postura! ¿No me cree que tengo una postura, una respuesta, para todo? ¡Pregúnteme, lo desafío!
USTED: ¿Cuál es su opinión sobre las flautas dulces?
YO (levantando el índice derecho e inclinando la cabeza en un ángulo de 45 grados, mirando al infinito, digamos): me opongo a las flautas dulces y las acuso de desacato emocional.
Como se ve, no hace falta que la postura se tome sobre un tema trascendente, como por ejemplo la existencia del alma o los derechos de los animales. Notará también que no es necesario que la postura tenga coherencia, puesto que «desacato emocional» carece de todo sentido.
USTED: ¿Y sobre los patos? 
YO: ¡Declaro rotundamente que los patos deberían tenerse por semi-deidades benditas ipso facto, a priori y summa cum laude!
Una postura no necesita tener sentido y la concordancia entre las palabras debe seguir las reglas más básicas de la gramática, pero nada más. Si hay cohesión, puede muy bien prescindirse de la coherencia. Para una mejor impresión de la postura, recomiendo utilizar frases en latín y ejercer un lenguaje corporal que transmita seguridad, convencimiento ante lo que se dice. Llevar sombrero ayuda, al menos que el contexto sea debajo del agua y la comunicación se dé por radio. 
USTED: ¿Ha reflexionado sobre el inmenso papel actual que las telecomunicaciones instantáneas tienen en las relaciones interpersonales? 
YO: Sí. Me asusta, me asusta que pronto no podamos vernos a la cara y llegue el apocalipsis.
Si uno no sabe muy bien qué pensar sobre aspectos siempre cambiantes de la sociedad pero aún así se ve obligado a tomar una postura, siempre viene bien rematar la sanción con una referencia apocalíptica. Como actualmente todo parece dirigirse al mismo-terrible-final, esto es, la auto-aniquilación de la raza humana, no es improbable que usted esté en lo cierto con este tipo de afirmaciones. Mantenga la abstracción bien arriba. ¡A ver esos macrónimos!

USTED: ¿Qué opina sobre los glaciares? 
YO: Son extremadamente fríos, grandes... y además ocultan gran parte de su cuerpo bajo el agua. Malditos. Hay que matarlos a todos.
Una postura aparentemente justificada científicamente y que al mismo tiempo proclame la necesidad de eliminar la totalidad o una gran cantidad de algo (por ejemplo, personas con pecas, perros rengos, glaciares, Tom Cruises) siempre queda bien. Se sugiere un tono grave en la pronunciación de este tipo de posturas y, si se cuenta con una mesa, golpearla con el puño en el momento final (en el ejemplo, el puñetazo en la mesa coincidiría con la palabra «todos», por eso la hemos puesto en cursiva).
USTED: ¿Cuándo practicó sexo por última vez? 
YO: ¿Y es eso relevante en tiempos como éstos, en que muere un niño de hambre cada tres segundos?
Si una pregunta lo compromete en su intimidad, o le obliga a enfrentar su realidad, o simplemente lo fuerza a compartir algo que no quiere, puede recurrir siempre a la negación de la relevancia a través del señalamiento de catástrofes naturales, horrorosas pandemias o lo mal que está todo en general, 
USTED: Dígame qué opina sobre los cálculos renales. 
YO: Ya se trate de cálculos renales o matemáticos yo no siento otra cosa que un profundo respeto, una admiración que me conmueve incluso ahora (temblor de voz por causa de la emoción) y... disculpe, disculpe (llanto con hipo).
El lector no se ha dado cuenta, pero yo no tengo idea de qué es un cálculo renal. Por eso he improvisado una postura internamente coherente y he evitado sucesivas preguntas que pudieran intentar corregirme a través de una performance muy efectiva de lo que yo llamo «emoción que quita el habla», o lo que el terrateniente William Cromsworthy llamaba «Wordtaking crying llant». Conviene llevar un pañuelo a mano con el que ocultar el rostro sin lágrimas, o bien llorar lágrimas, o bien llorar pañuelos, jaja.

USTED: Dígame abiertamente y sin pelos en la lengua qué opina usted sobre la prohibición del aborto. 
YO: ¿Es eso lo que de verdad me estás preguntando, Claire? ¿Es eso? ¿Quieres que te responda, eh, Claire?
A veces la postura debe tomarse sobre un tema delicado y que puede ofender a alguno de los presentes o a todos ellos. Supongamos que la pregunta de Claire tiene lugar en una marcha provida auspiciada por la Iglesia Católica y el partido conservador mayoritario. En situaciones como ésta, es conveniente recurrir al viejo y querido Responder con otra pregunta (ya vista en el ejemplo sobre la negación de la relevancia). La técnica, inventada en 1812 por Sir Alfred Rethorical Ghostbuster, ha sido levemente modificada por mí para dotar a la respuesta-pregunta de una Sugestiva Inducción de Culpa (SIC). Volviendo al ejemplo anterior, una respuesta-pregunta clásica del estilo de Sir Rethorical hubiese sido «¿Y qué crees tú, Claire?». La respuesta funciona como una superfice reflecto-semántica que devuelve toda su fuerza interrogativa al interlocutor que la formuló. Con mi versión dotada de SIC, sin embargo, la pregunta se vuelve sobre sí misma, toma fuerza, junta culpa, digamos, y ataca al interlocutor con fuerza, con desafío, con altísimas dosis de amenaza. De forma sutil y políticamente correcta, la pregunta no carece, sin embargo, de una violencia atroz: «¿Estás segura de que quieres ir por ahí, Claire? ¿Estás segura de que quieres descender a ese infierno? ¡Te mataré si lo haces, Claire! ¡A ti y a tus hijos! Los devoraré!»
USTED (que ha preparado los ñoquis): ¿Qué tal están los ñoquis? 
YO (que estoy controlando las náuseas): Nada me gustan más que los ñoquis, y por el olor infiero que son éstos los más celestiales de cuantos ñoquis han caminado este viejo y loco mundo que nos ha tocado habitar. Si tuviese que adjetivar con una sola palabra estos ñoquis, diría que son ESTRATOSFÉRICAMENTE DELICIOSOS. Si, lo sé, pero es que una palabra no es suficiente. No, no lo es... (suspiro)... Nunca... nunca lo es... (llanto). ¡NUNCA! Se disculpa y corre al baño.
Ya lo habrá deducido el lector, siempre que no tenga impedimentos cognoscitivos o carezca de las habilidades deductivas básicas: una postura puede involucrar varias técnicas de las descritas aquí al mismo tiempo. En ese ejemplo, me he liberado del compromiso de responder que los ñoquis sabían a cáncer de párpados con una postura que combinaba la hipérbole ensalzadora con el llanto, ya visto en el ejemplo anterior. Simplemente en este caso he añadido al llanto un Súbito Exabrupto y Visita al Toilette (SEVT) para acabar simultáneamente con la ingesta de ñoquis y la conversación sobre el tema. Simplemente brillante.
USTED: ¿Qué le parece la filmografía y la carrera cinematográfica de Christopher Nolan, director de Memento, The Dark Knight e Interstellar, entre otras piezas fílmicas? 
YO: Depende desde dónde se lo vea. Personalmente, me parece que sus películas carecen de una firma personal propia, aunque desde luego tiene un estilo que ya es posible calificar de (comillas con los dedos) nolaniano. Sus guiones son extremadamente originales, y al mismo tiempo son la suma y el amalgama de infinidad de clichés. Su originalidad radica no tanto en su obra como en la habilidad para ocultar el robo, las (comillas con los dedos) influencias, En pocas palabras, es el mejor director de nuestro tiempo, y por ello mismo, también el peor. El más original y el más (comillas con los dedos) rubigante.
Bueno, aquí nos acercamos ya a niveles avanzados de toma de postura improvisada. Se sugiere al lector no intentar esto en casa, y sólo hacerlo si ya a practicado mucho y se siente listo para  tomas de postura de este calibre.
Es sabido que el cine de Nolan divide las aguas del Océano Espectador. En el ejemplo anterior, estamos ante una respuesta de alguien que ha visto sus películas. Que las ha visto, pero que quizas no las ha entendido. Para no ingresar en una discusión con quien pregunta sobre Nolan –pues no sabemos si el que interroga lo hace desde el desprecio hacia el director de Inception y la búsqueda de un cómplice que lo odie con la misma pasión, o si quien pregunta lo hace desde una admiración que roza el fundamentalismo terrorista— lo ideal es construir una respuesta gris y neutral, que alabe y hunda el cine de Nolan en igual medida, que disfrace el elogio de vituperio y la crítica de alabanza. El equilibrio debe ser justo, delicado, o todo el castillo de naipes se desmoronará como un castillo de naipes. Fíjese, por ejemplo, en la frase «es el mejor director de nuestro tiempo, y por ello también el peor». Su estructura sintáctica y sus puntos semánticos básicos fueron diseñados por el Servicio de Inteligencia de Estados Unidos para las entrevistas que Harry S. Truman tuvo que enfrentar el día después de los bombardeos de Hiroshima y Nagazaki. Es perfecta. En el caso de la pregunta sobre la obra de Nolan, esta frase predispone a quien hizo la pregunta a manifestar su propia postura, por ejemplo «¡Claro, yo también creo que es el mejor director del mundo!» o bien «¡Exacto, es el peor, lo odio!». A partir de ahí, es muy fácil continuar la comunicación, esta vez auspiciada por el común amor u odio hacia Christopher Nolan y/o su obra. Puede que haya nacido una amistad inquebrantable, o que truene, en el horizonte, una tormenta coital.
¡Pero hay más! Si  quien nos hace la pregunta resultase ser una persona lúcida y muy hábil en el arte del coloquio, y estuviese a punto de denunciar nuestra cobarde neutralidad y exigirnos,  casi obligarnos a manifestar abiertamente qué pensamos sobre la filmografía de Nolan, entonces eso tampoco ocurrirá en este ejemplo. No, no. ¿Por qué? Por la última palabra. Rubigante. (¡Deténgase! Regrese. Nada le dirá wordreference.com o el diccionario de la RAE. ¡La palabra no existe!) La inclusión de un término inexistente en medio de una larga y compleja respuesta, gramaticalmente correcta y léxicamente frondosa y además cargada de adverbios, automáticamente lo colocará a usted intelectualmente por encima de quien le ha hecho la pregunta. La persona no se atreverá a denunciar la neutralidad de su postura, perseguida por el miedo a que usted descubra que no sabe el significado de rubicante (o gandolo, o predaquio, o formozzo, o mastoidelelele). Y si aún así se atreviera y lo increpara con un «Pero vamos, dígame qué piensa de las películas de Nolan», usted simplemente puede responder «Pero si acabo de hacerlo: rubicantes. Eso es. ¿O acaso no sabe lo que rubicante significa? Jajaja (Risa cargada de incredulidad). Me atrevo a apostarle ahora mismo los riñoncitos de mi hijo Timothy: el interlocutor cambiará de tema y usted se verá librado de esta tediosa e infructuosa conversación, de esta cansina y polola charla, de este infleudo, grimacio apochofe.



.


El reloj que cambiará tu vida como nunca antes un reloj cambió tu vida: llega el iGuach.

martes, 10 de marzo de 2015 |

Bueno, ya está.
Ya llegó.
Ahora sí que se revoluciona bien revolucionada tu vida, esa ordinaria. El novamás.
Ahora sí que se va todo a la mierda. 
¿Estás listo? ¿Estás listo para estar listo? ¿Estás preparado para estar listo? ¿Eres lo suficientemente listo como para estar preparado para estar listo? CLARO QUE LO ERES. CLARO QUE LO ESTÁS. ¡ERES LO QUE CLARO! Así que prepárate. Porque llega, llega, LLEGA...

¡El iGuach!


No sabemos ni por dónde empezar a contarte cómo te va a cambiar la vida a partir de ahora. ¿De cuándo? JA, LO SABRÍAS SI TUVIERAS UN iGuach: un reloj que es mucho más que un reloj. Es mucho más que un teléfono. Es más que una central nuclear.
—¿Qué hora es?
—Déjame que te lo diga con mi nuevo iGuach, y ya que estamos te comento cuánto hace que no corro, cuánto hace que no me río y la diferencia exacta del diámetro de mis huevos.

El futuro, hoy. El presente, ayer. Ayer es prehistoria, y la prehistoria nunca existió. «¡¿Y el petróleo de dónde viene?!» Jaja, ¡era una metáfora! Pero lo que no es una metáfora es la velocidad y la conexión que rodearán tu vida. Tuitea desde tu reloj, comparte la hora exacta con todos tus amigos, navega la web como nunca antes la has navegado. VIVE EL UNIVERSO BINARIO2.

  • Revolucionaria Pantalla Ultra Retina 12K con tecnología Que Se Pudra Todo (de frente merrr). Ciento cincuenta y siete trillones de píxels en la pantalla más avanzada de la historia de la humanidad. Creerás que te has olvidado el reloj, pero no será así, será que su pantalla es tan real que se confunde con tu brazo real3. ¡TU BRAZO TE PARECERÁ PIXELADO!
  • Circulitos Culpa Measurement HD (beta): ¿Cuánto hace que no haces ejercicio? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que te pusiste de pie por última vez? La tecnología revolucionaria de los CCM medirá exactamente el tiempo que llevas sin cuidarte y quererte, y lo traducirá en un gráfico visual que te impactará directamente en el centro de tu sistema culpático4.
    El nivel más bajo en Activity es "Stephen Hawking"
  • Puntito de la CIA. ¿Te sientes solo? ¿Feo? ¿Quizás gordo? ¿Quizás desplazado? ¿Quizás con ganas de cabeza-al-horno y chau problemas? Con tu nuevo amigo gubernamental ya no te pasará eso. ¿Qué hace el puntito? Nada, excepto estar ahí, observarte, cuidarte y acompañarte. ¿Y cómo lo hace? Recopilando metadatos de todo tipo y enviándolos a la CIA a través de procesos en segundo plano sobre los que no tienes que preocuparte.
  • Twitter, Instagram, Facebook Y MÁS. «¡¿Qué?!» Sí. Todas tus redes sociales listas para estallar en tu muñeca. Comparte tus pensamientos en la red de los 140 caracteres, o muéstrales a todos los ñoquis que preparó tu abuela. Vamos, sigue contando tus banalidades pero ahora desde el reloj.

¡Jajaja, ay, esa abuela! ¡Que tome mucha agua!
Comparte con el mundo tus pequeñas epifanías diarias.

  • «¡Mamá, me sigue un señor!» En las grandes ciudades y también en los parques y en las vías de tren o en viejas fábricas abandonadasde algunos pueblos, pululan cada vez más "señores" que quieren "jugar" con tus hijos. Cómprales un iGuach Kids Edition e instálales Mamá Me Persigue Un Señor y con un rápido movimiento de muñecas el niño podrá alertar a las autoridades del pervertido que lo sigue por la calle o lo espía desde detrás de aquel árbol.
  • Ya tienes noticias en todos lados: murió tal actor, explotó tal país, empezó una guerra en tal otro, nueva pandemia se come la mitad de Eurasia. Pero, ¿y tu vida? ¿Quién te informa sobre lo que te pasa en lo más íntimo? En colaboración con el Puntito de la CIA y CNN, el feed de tus noticias personalizadas nunca será irrelevante. ¡AHORA ERES EL PROTAGONISTA!
A veces las noticias son buenas y a veces no.
  • ¿Quién es ese Jamie del que todos hablan en Palo Alto? ¿Y esa Eliza? ¿Por qué recibimos en nuestro iGuach sus ritmos cardíacos? ¡ESE ES EL MISTERIO! Estarás todo el tiempo conectado al pulso de una persona real, y nunca sabrás por qué se acelera, por qué disminuye, por qué es irregular. ¿Salió Eliza a correr, o está agitada por alguna otra cosa? ¿Se murió Jamie, o alcanzó el nirvana? ¡Cuántas preguntas, cuánto misterio en tu iGuach!
El corazón de Eliza late como una flor, porque Eliza es una chica.
El de Jamie late normal en forma de corazón icónico internacional ISO 9000 falogocéntrico.
Cuántas cosas nuevas. Cuántos cambios en tu vida. ¿Dónde está tu pareja? ¿Dónde está tu perro? ¿A cuánto le late el corazón a Eliza? ¿Se me incendia la casa? ¿Cuál era el nombre verdadero de Muhammad Ali? Todas las respuestas, todas, todas, todas, al alcance de tu (otra) mano. 

¡EN TRES GLORIOSAS PRESENTACIONES!
Inspiradas en la obra de Trotski5

Desde la época del mismísimo Jesús6, un reloj de muñeca ha sido siempre un indicador de bienestar y riqueza. No nos confundamos. Todos somos iguales, pero en las pequeñas diferencias está el sabor de la vida misma. ¿Y cuáles son esas diferencias? Las diferencias que Trotski inventó: Las diferencias de clases. Cada clase y cada sector social, cada poder adquisitivo tiene su iGuach. ¿Listo para prepararte para estar listo? ¡AQUÍ LOS TIENES!

Click para ampliar la diferencia de clases
Ya está. Te hemos dado todo lo que teníamos. Te hemos dado el futuro. El futuro es ahora parte de tu presente. No nos queda nada. El iGuach es nuestra alma. Nuestro sueño. Nuestra pasión. Lo que siempre... ¡Epa! ¿Qué hora es? Guach the time? ¡AH! Vamos, vamos, vamos. ¡A COMPRARRRRRR!


¡AH! Y no te olvides de comprar también tu iFon Chirimbombeiro 19G o 20g.


1 Comparativa realizada en 2014 entre Chernóbil y un iGuach SS.
2 Otra metáfora..
3 O quizás se olvidó el reloj.
No existe tal cosa.
5 Muy vagamente.
6 Metáfora

Comentarios de blogs: cómo interpretarlos, responderlos y hasta qué punto podemos permitir que nos afecte su contenido. Un trabajo práctico de Lucas Varela. [Primera Parte]

viernes, 6 de febrero de 2015 |


Para favorecer una lectura atenta y que no dañe sus ojos, este ensayo se divide en varias partes. La primera tratará sobre la clasificación -para muchos insuficiente- de los comentarios en sitios de internet que realizó el profesor Anatoli Valya, de quién ya háblaramos antes cuando comentamos las dos primeras partes de su ensayo Pri!

Para este ensayo me he basado en la obra inconclusa de Anatoli Valya y en la Base de Datos Internacional de Comentarios en Blogs, Foros y Periódicos Virtuales.


De ser, en sus orígenes, un subgénero de la epístola, una versión breve del moderno e-mail, una prefiguración de lo que luego sería el muro de Facebook, o la versión escrita de un rápido pensamiento mental relacionado con algo leído, el comentario de blogs ha evolucionado, montado en la ola de la Web 2.0, hasta convertirse en un género literario-periodístico independiente. Los comentarios han crecido no sólo en extensión y en abstracción sino también en autosuficiencia: ya no dependen en modo alguno del contenido del post o entrada bajo cuyo techo se alojan. El profesor Anatoli Valya -fallecido el pasado año como consecuencia de una deshidratación aguda tras pasarse 94 horas seguidas siguiendo un foro sobre foros sobre foros (www.forofofoforos.for)- afirmó en su obra Los comentarios de blogs: qué son y para qué sirven que «en su origen [los comentarios] se referían al contenido de la entrada que los alojaba y uno no los entendía si no leía primero el post. Ahora, en cambio, son esbozos o residuos de opiniones más o menos vagas sobre cosas parcial o totalmente ajenas al contenido que comentan, y reflejan más una intención del autor [del comentario] de demostrar sus habilidades retóricas o de echarnos a la cara su erudición que de contribuir a un post rico en opiniones que engrandezcan la interpretación del texto que orbitan». 

La clasificación inconclusa de Anatoli Valya establece tres grandes tipos de comentarios que se subdividen en varias categorías. A cada categoría le he asignado un ejemplo de comentario a una hipotética entrada de blog sobre las propiedades del aloe vera:

1. Comentarios con contenido relacionado con la entrada.

1.a) Opinión coherente: Una opinión inteligible y clara que puede manifestar una postura favorable o opuesta a la vertida en la entrada.
Ejemplo:

En efecto, el aloe vera es increíblemente bueno para la piel, sobre todo si ésta está dañada. Hay que aprovechar la información aquí vertida, ¡y salir a comprar aloe vera! —Alfredo Fotosintetti. 
1.b) Opinión incoherente: se trata de comentarios difícilmente decodificables debido a una abominable gramática, un exceso de citas, un interés excesivo por sonar bien, etcétera.
Ejemplo:

No estoy de acuerdo en lo más mínimo, y las raíces de mi desacuerdo, de naturaleza exógena y bursátil, guardan relación con las obras póstumas de Nietzche, en especial Alhöen Verhaunn Überplantenn en el que se destaca el carácter meramente clorófilo del epicentro hiperbólico de los pistilos del A.V. y una conjugación neoflexible epistemológicamente falaz. Ha perdido usted un lector. —María Resentolli.
1.c) Elogio desmedido de la entrada o post sin una postura sobre el contenido vertido en ella.
Ejemplo:

Lo mejor que he leído sobre el aloe vera desde que nací, y probablemente moriré sin que mis ojos recorran frases tan sublimes como las que forman esta entrada. Usted debería ser condecorado con una Medalla de Honor. Si algún día nos cruzamos por la calle, le practicaré una felación. —Mario Frömstell.
1.d ) Vituperio de la entrada: este tipo de entradas suele reflejar una animosidad excesiva hacia el autor del blog, y rara vez se argumentan las razones que dan lugar a ese odio:
Ejemplo:
Me arrancaría los ojos ahora mismo si no fuera porque los necesito para ver el teclado mientras escribo que preferiría bailar tango con un cactus que volver a leer una palabra más de esta inmundicia virtual que usted llama entrada sobre el aloe vera. —Estefanía Teodio.
* * *

2. Comentarios sin relación con la entrada.

2.a) Mensaje al autor del blog: suelen tener como autores a familiares o conocidos del autor del blog, y en una utilización francamente inoportuna del medio blogger, se constituyen como mensajes al autor carentes de toda relevancia para nadie más:
Ejemplo:
¡Cuqui soy la Vini, esta tarde nos juntamos en casa de la Pili! ¡Hermoso te quedó el blog! ¡Beso!
2.b) Manifestación de alegría del autor del comentario al descubrirse ejecutor del primer comentario. Se trata de personas de un perfil psicológico más bien transparente, y que refleja una ausencia de personas queridas y de contención afectiva en su vida.
Ejemplo:
¡PRI! ¡Priiiiiiiiiii! Síiiiiii, comenté primero, soy el amo del universo, y mi vacío interior es tal que encuentro consuelo en saberme desvirgador de posts y entradas que no comentaré nada más que para gritar mayúsculamente lo siguiente: ¡PRI PRI PRIIIIII! —Fabio Sina Migos.
2.c) Error, confusión. Creencia de que se comenta algo que no es lo que en realidad se está comentando, por ejemplo comentar el post sobre aloe vera pero creer que se comenta un blog sobre motocicletas.
Ejemplo:
La Kawasaki KZ3310 tiene una cilindrada de 55000, yo me compré una la semana pasada y en la ruta le puse 550 Km/h. Increíble. Es como si te hicieran un lifting sin anestesia. En un momento se me metió un ojo para adentro de la cuenca y tuve que parar a acomodármelo, pero la Kawa ésta es a-lu-ci-nan-te. —Haruki Susuki.
* * *

3. Spam.

3.a) Humano: invitación a leer un blog, a un evento social o a la adquisición de algún producto novedoso. Se caracterizan por comentarios vagos y de carácter versátil para poder ser usados en todo tipo de entradas:
Ejemplo:
Hola. Tu blog es muy bueno y he leído casi todo lo que tienes. Hay entradas muy interesantes. Por cierto, te dejo un link a mi blog, es nuevo pero irá creciendo. Es, digamos, mi diario virtual, o sea que todo lo que me va pasando yo lo voy poniendo ahí para que la gente lo vaya leyendo y me vaya conociendo y se vaya preocupando por mi, por ejemplo por mi exceso de gerundios, por ejemplo, o por como repito palabras, verbos, adjetivos y palabras, por ejemplo. La última actualización es sobre mi último intento de suicidio. Me corté las venas, tomé somníferos y además abrí el gas y cerré todas las ventanas jaja. Pero bueno mi mamá me salvó, porque como estaba en casa cerró el gas apenas lo abrí y abrió las ventanas apenas las cerré y había cambiado los somníferos por caramelitos de goma y en realidad no me había cortado las venas sino que me había puesto ketchup en las muñecas. Me dijo que está harta de estos “gritos de ayuda” y que cuando quiera nos sentamos y hablamos pero yo estoy muy desolado y creo que esta noche me voy a volar los sesos y después lo comentaré en la próxima entrada del blog. Bueno el link es www.lavidadepablomoyano-23.blogspot.com
3.b) No humano o bot: promoción de productos, servicios o favores casi siempre falsos y que funcionan como fachada de un timo o de un hack a su PC.
Ejemplo:
Hola. Soy chica rusa joven, curvas en cuerpo, senos redondos, muslos generosos, nalgas turgentes, cabello turgente, ojos redondos, espíritu generoso, sonrisa curvas. No sé muchos adjetivos pero quiero empezar nueva vida en tu país: dispuesta a casarme a cambio de green card o Visa. Quiero hombre a quien amar en cama y también fuera de cama en vida cotidiana, hombre que me traté bien, que tenga brazos turgentes y que sea curvo y generoso y redondo. Llámame, aquí mi teléfono: www.rusoska.ru/trojan-stealer-creditcard.php  —Rusoska Extranjerovich.


En borradores y notas sueltas de Valya se han encontrado numerosos esbozos de otras categorías que el autor ruso descartó. Algunos ejemplos: egocéntrico insoportable, provocador (lo que se ha dado en llamar troll), hijo de puta, pedófilo escaneando el panorama de la blogósfera, etcétera. 
Como cualquier clasificación, la de Valya no es total, no abarca todo. Pero sirve como introducción al inquieto mundo de los comentarios en línea.



CONTINUARÁ...

Ni falta hace decir que el malentendido ganivetiano carece de toda polenta.

viernes, 31 de octubre de 2014 |

Viene un tiu pel carrer, jovencito, con mochila, un nen correctu, viene pel carrer y yo estoy estable aunque sin blue pepas, pero estable y con ganas de conversa, así que me le cruzo, me interpongo en el seu camí y le digo «pero qué pasa nen, com va aixó, qué hace un pibe así de bien pel carrer en un día soleado y despejado com el que fa avui», y no te lo pierdas, agafa el tio y em dice «oye, tranquilo, déjame pasar, déjame en paz y déjame pasar», com si yo fuera un boig incibilisadu, el tío no me conoce de res y me dice que lo deje en paz, y me pregunta por qué mezclo el catalá y el castellanu com si fuera yo qué sé, un incibilisadu, un boig inestable sin polenta en zaratustra, como si fuera corto de pastillas azules o yo qué sé, y em diu el tio amb dos cojones que no me entiende del todo lo que digo, que no me comprende y que por favor lo deje pasar, que el sólo vuelve de la escuela y está cansat, se enoja més i més el tiu y em diu que deje de mezclar las dos lenguas y que lo deje pasar, que el no vull res, solamente volver a su casa, y em diu el tiu tó loco que no quiere problemas, y le digo «pero nen, si yo l’únic que vull es una mica de innovació en términs lingüistics, no tengas miedo que no vas a llorar rojo ni nada, no hay buits acá, solo la búsqueda de innovació lingüística»,  y además, añadu, «¿no ves que todos los hipsters parlan spanglish y nadie dice nada?, cla, amb el spanglish no hay problema, ¿entonces por qué no podemos tener una mezcla una miqueta més local?, ¿saps?, ¿rollo catallá?, una mezcla que sigui l’ultim de l’ultim en els circles hipster de toda Barcelona, nen, escoltam, en serio, escoltam, esto lo peta, una miqueta castellá, pam, un poco catalán, pim pam, buah, nen, nen, miram als ulls, nen, eh, nen, esto lo va a petar con polenta y zaratustra.»
Y agafa el tiu i em diu tó racista que por qué tengo este interés tan intenso si yo ni siquiera soy español ni catalán, em diu que reconec el meu accent argentí, el putu tiu, joder, casi como si quisiera que le entre un zaratustra en un buit abdominal y le haga llorar rojo, el putu tiu me mira a los ojos i em diu que vengo de afuera, com si jo no supiera que soy argentino y que uso mal un montón de expresiones idiomáticas de la seva terra, como si no supiera que no vivo en Argentina y que me cuesta una mica la estabilidad y mantener alto el nivel de zaratustras, como si no supiera todo esto viene el tiu i me lo dice en tot el meu rostre. Y veig que está nervioso y asustado pero no sé por qué, si yo sólo quiero disfrutar un rato de la conversa i res més, pero el tiu se enoja i eleva el seu volum y pregunta si estoy tratando desesperadamente de encajar o de llamar l’atenció, y que lo deje pasar de una vez que se quiere ir, i que si no sé parlar catalá no pasa res pero que deje de intentar disimularlo en una mezcla rara que no entiende,  ¡amb dos collons el tiu m’acusa de todo esto!, «y claro, supongo que porque no sabes hablar bien el catalán intentas disimularlo», em diu el tio amb un parell bien gigante de collons, y yo le digo que es veritat que vinc d’afora i que soc argentí pero nen, le digo, «ostia nen, a veure, chabón, locura, pibe, si me escuchás un toque seguro que encontramos alguna manera de entendernos, vieja, máquina, flaco vos fumá y no agités el avispero al pedo, no te pongás la gorra, relajá el ojete y andá subiendolé un poco la polenta a esos zaratustras» y em diu el tiu que ahora estoy mezclando jerga argentina y otras cosas que no entiende, dice «oye, en serio, ahora dices cosas en argentino y no sé a qué es lo que juegas con lo de los zaratustras y tal, pero déjame ir, por favor, que no quiero problemas», i se pone a insistir con que lo deje pasar y le digu «nen, pero si yo no te retengo, máquina, cuan vulguis et vas», i entonces saco —sin ninguna relación con la conversa i solament porque me viene de gusto en ese momento— una navaja para limpiarme las uñas que las tengo una miqueta roñosas, i el tiu agafa i se pone a interpretar eso como una amenaça, «Oye, no, no, oye, deja eso, déjame ir», y yo, «¡Pero a veure chabón!», i añadu: «a veure esa polenta, nen, es para las ungles la navaja, no te quiero hacer plorar vermell per els buits de zaratustras, ¿es que no ves que son totes llengues, en este caso la llengue corporal, i que es pot malinterpretar?, ¿ no ves que he sacado la navalla para limpiarme las ungles i tot plegat a tutiplén ho has interpretat  como un símbolo amenazante pero porque has malinterpretat los códigos?», vamos a relajar el ambiente porque me parece que no cazás una, que no te enterás de res, vamos a relajar el ambiente con un chiste, va, eso,  te cuento un chiste, escolta bé: van dos zanahorias caminando pel carrer, una se cae y la otra le dice “arriba que no pastenaga”, JAJAJAJA, una miqueta de humor bilingüe, va, ¿sí?, ¿entendés?, ¡arriba esos zaratustras con polenta de la buena!, tranquilo mi pollo, que saco la navalla porque tengo las ungles un poco roñosas y las quiero limpiar, comprenc el teu miedo pero no entiendo porqué pensás ahí només que soc un incibilisadu sin zaratustras, i le digo «per favore, bambino, una mica de seny, un poco di sanità mentale, mamma mia», i el tiu no se queda en pau ni un segon y no me deja seguir o sea me interrumpe a tutiplén tot plegat i me dice que acabo de meter una tercera llengua, que acabo de introdurre una tercera lingua, l’italiano, mamma mía, por el amor de la mare meva, le digo,  «¡QUÉ IMPORTA CÓMO HABLEMOS!, si nos estamos entendiendo», le digo, sacudiendo la navalla, y me dice «tio te lo pido bien y por favor, te lo pido por favor, guarda la navaja y déjame, déjame seguir mi camino, yo voy tranquilo a mi casa, acabo de salir de la escuela y voy a casa», y yo la veritat ya estoy un poco enojado y se me empieza a desestabilizar todo porque además voy flojo de pepas azules, y le digo «nen, ¿vos querés plorar vermell?», y le digo «¿vos te pensás que yo arribé al teu país para amenazar a adolescentes y ferles buits que lloran rojo?, per favore, ¡cazzo!, lo que pasa es que estic una mica inestable avui, calculé mal y no tinc pastillitas azules, voy esta mañana al botiquín y cero blue pepas en el frasco, nada de pastillas hasta mañana, y sin las pastillas se me baja esa polenta zaratustriana tan necesaria, y se me va la paciencia, ¿viste?, pero no es para que tengas miedo porque hace rato que nadie plora vermell, y si no te dejo pasar es porque valoro mucho las nostras conversas, sos un nen ultramacanudo, un bambino correcto, un cuate legal, wey, alta chingada la teva onda, sos un auténtico übermensch, un tutiplén tot plegat a tot-a-rell incondicional, un ecce homo más allá del bien y del mal», y me dice el tiu ya un poco llorando, llorando blanco, no vermell, llorando blanco, plorant transparent i pels uls, me dice que ya ni siquiera sabe qué digo, que por favor lo deje ir que tiene miedo de cómo hablo, y dice que m’estic inventant la meva propia jerga, my own jerg, la mia lingua personale, i acto seguido, va el tiu y con cero zaratustras en el torrente sanguíneo procede a empujarme e intenta huir.
¡QUINS COLLONS! ¡CONTACTO FÍSICO! 
El tiu me insulta en la cara, como si fuera un incibilisadu perdido, como si fuera un boig sense remei, ¡como si fuera un irrimediabilmente pazzo!, y com si això fuera poco me empuja y trata de fugir, y joder, yo no he arribat a aquest país a hacer que la gente llore rojo, ya no quiero buits que lloren rojo, lo juro, pero en ese momento en que el tiu es torna boig y me empuja se produce un malentendido inversemblant i de carácter cuchillil, un malentendido casi nada zaratustriano, ni falta hace decir que el malentendido ganivetiano carece de toda polenta, un mal cálculo, un cruce de cuerpos, un desencuentro triste, un empujón hacia el aire en desacierto del meu hombro, yo lo esquivo en un acto reflejo y el tiu empuja l’aire, y el malentendido de carácter ganivetiano deviene perforativo, el malentendido no-zaratustriano y cero-polentil acaba en perforación abdominal, pobre panxa del pobre tiu, se le clava la navalla y se abre el portal por donde entra zaratustra, y cuando te entra zaratustra el buit plora vermell. Así se lo explico, para que no se asuste: «A veure nen, te acaba de entrar zaratustra en la panxa, vas a plorar rojo, se viene el llanto vermell, preparáte, pero no pasa res, nen, tranquilo, vos fumá porque el buit no té profunditat, te llora el hueco donde entró zaratustra i es un buit sin polenta, polenta ahí no hay, qué vols que et digui, polenta ahí no hi ha res, solamente un zaratustra lonely, sentadito en el hueco, afilado y brillante, un zaratustra filoso y solitari induciéndote un llanto rojo en el buit por donde entró, buit del ganivet pero sin intención, yo no vine a aquest país para esto, fue un accidente chuchillil, y el zaratustra está tranquilo entre lo rojo, no lo muevas, no le hables, yo voy a buscar polenta para parcharte eso y vengo, en cuanto trobe una miqueta polentiana vuelvo y te curamos, nen, ara vinc, pibe, ara vinc».


Palabras de ánimo al Räikkönen catalán.

martes, 2 de septiembre de 2014 |

A veces escucho conversaciones y luego tiene lugar un soliloquio y luego reacciono.
Acabo de escuchar este fragmento de conversación, 100% real y textual:

¡Qué bien me lo voy a pasar este sábado!
¿Y eso por qué?
Me han regalado una vuelta en un Ferrari.
¿Una vuelta solamente?

~ Soliloquio y Reacción ~ 

Qué hijo de puta, ¿eh?, que auténtico hijo de remil puta, incapaz de alegrarse por la vuelta saturnina de su amigo en Ferrari, no, ahí nomás le tenía que señalar que era una vuelta solamente, que después el Ferrari se iría con otros fugaces pilotos y él se quedaría en su mediocridad de Ford Fiesta, se lo tenía que señalar porque así son los resentidos hijos de puta, mal amigo, ortiba y Gran Desilusionador, le tenía que joder todo el panorama, le tenía que arruinar, vamos a decirlo sin pelos en la lengua, le tenía que arruinar la Mismísima Vida, porque ahora este señor se va a ir el sábado al autódromo o cómo mierda se llame donde va uno y da vueltas en Ferrari, se va a levantar por la mañana, este señor, el sábado, se va a duchar silbando canciones de Ferrari, se va a afeitar y se va a poner aftershave pensando en Ferraris y se va a perfumar y se va a poner un traje de pilotos que se compró por ebay y va a sonreír al espejo y se va a guiñar el ojo creyéndose por un rato que es Räikkönen y en ese momento, y sólo por el comentario de su amigo resentido, sólo como consecuencia de esa línea futura que le abrió el amigo resentido, en ese momento le va a caer sobre la cabeza, con el peso de un piano de cola con Pavarotti encima cantando un jazz de Lamborghini, le va a caer La Autoconsciencia del Ridículo (LAR) de toda su vida y sobre todo de toda su semana esperando su vueltita mínima en Ferrari, de toda su semana viendo video tras video en YouTube sobre gente conduciendo Ferraris, gente lavando Ferraris, gente tuneando Ferraris y gente disfrazada, por qué no, si al final los related videos de YouTube a veces nos llevan a cosas muy raras, gente disfrazada de Ferrari, le va a caer como un piano LAR y el sentido de lo imbécil que ha sido depositando en esa ínfima, única, unitaria, insuficiente y extremadamente fugaz vueltita en Ferrari la esperanza de que cambiaría algo de su vida, de su rutina, de su Tedio Esencial Ante el Mundo (TEAM) , cuando en realidad, ahora lo sabe, aún con el ojo guiñado frente al espejo y sintiéndose Räikkönen y sintiéndose un imbécil en su traje de piloto oficial subastado por ebay, ahora lo sabe: todo seguirá no igual sino peor, su vida post-vueltita en Ferrari será horriblemente peor porque antes él se subía a su Ford Fiesta por las mañanas y lo ponía a 180 en la autopista porque los radares le pueden comer bien la polla e incluso quizás li poden menjar la cigala, y cerraba un segundo los ojos y ese segundo se estiraba y eran horas y horas de él en su Ferrari imaginaria, una Ferrari amarilla con fuego pintado a los costados, de hecho, fuego real a los costados, una Ferrari imaginaria puede hacer todo eso y más, una Ferrari imaginaria puede disparar rayos láser y hablar con los peces, en fin, ahí iba él en su Ferrari voladora atravesando el firmamento cual DeLorean DMC-12 en Back To The Future 2, ay pero ahora, ay pero ahora que va a saber lo que de verdad se siente quemar el pavimento a 300 por hora, ahora el Ford Fiesta le va a parecer La Bicleta de la Lentitud Hedionda (LBLH). Esto en cierta manera era inevitable, es decir, bastaría con la vueltita en Ferrari para que el Fiesta se convierta en LBLH, pero lo que el amigo resentido hijo de puta ha conseguido es que él sepa esto antes de su vueltita en Ferrari, que lo sepa mientras se guiña el ojo en modo Räikkönen el sábado por la mañana, metido en su traje subastado por ebay y con los huevos en compota porque el verano barcelonés no es muy compatible con esos trajes, lo sabrá con el pelo aún húmedo de la ducha donde estuvo silbando sus canciones de Ferrari, y quizás, si su espíritu es débil e influenciable por el que dirán, quizás se quite el traje entre lágrimas de rabia y decepción, quizás todavía llorando agarre el teléfono y llame al amigo (al amigo bueno, al que le regaló la vueltita, no al resentido) y le diga que no va a poder ir al autódromo porque Excusa Inventada, porque Excusa Inventada entre lágrimas de rabia, y quizás su mujer lo encuentre arrodillado con una pierna fuera del traje y el teléfono en la panza y llorando con espasmos y su mujer quizás lo abrace y le diga «Ay, Antonio, qué te pasa, cuéntame, va, que hay que irnos, hoy es tu gran día», y quizás él no pueda enfrentarse a ese amor y a esa preocupación y alcance a exclamar una tos que suene a «nada, no me pasa nada», y así, en calzoncillos, fuera ya de su traje de ebay, corra a su Ford Fiesta y lo ponga a 200 km/h en la Gran Vía con los ojos empañados en lágrimas y ebrio de tristeza y se estrelle contra un bar esquinero lleno de turistas de todas partes del mundo tomándose una cañita al sol, turistas en pánico de repente, gritando en varios idiomas «¡Cuidado!» «Look out!» «Amh’atirrr blokghi!», ¡ABUBA!», y quizás el airbag falle y el pobre tipo atraviese el parabrisas y vuele por el aire con la cabeza abierta por la mitad y muera y deje huérfanos a sus hijos con diabetes y quizás uno de ellos desarrolle un resentimiento y se convierta en dictador en el 2037, pero incluso si no pasa nada de todo esto, si solo pasa que llama y cancela la vueltita, ya es injusto, ya es sumamente injusto, y todo por culpa del amigo que en lugar de apoyarlo le señaló el lado feo de las cosas, le señaló lo efímero de una vueltita en Ferrari, y por eso me apuré a alcanzar a estos dos sujetos, que iban ya como a cien metros de donde yo estaba cavilando, y cuando llegué procedí a interrumpir la conversación y a gritarle al de la vueltita en Ferrari las siguientes reparadoras y salvadoras palabras: «BIEN AHÍ, CAPO, EN SERIO, ME ALEGRO MUCHO POR VOS, POSTA, DE CORAZÓN A CORAZÓN, ANDÁ Y DISFRUTALO, TE LO MERECÉS, TE LO GANASTE, LA VIDA ES CORTA ASÍ QUE ANDÁ AL AUTÓDROMO CON TU TRAJE EBAY Y SABOREÁ ESA VUELTITA, SABOREÁ ESA VELOCIDAD, ¿ME ESTÁS ESCUCHANDO?, SABOREALA BIEN SABOREADA A ESA ADRENALINA, SACALE JUGO A ESE MOTOR, REVENTÁ LAS VÁLVULAS, QUE LA CARROCERÍA SE ABOLLE CONTRA EL AIRE, QUE SALGAN LUCES, ¿ME ENTENDÉS?, QUE CON TU ACELERACIÓN LEVANTEN VUELO LAS PALOMAS DE TODA BARCELONA Y PARTE DE GIRONA, QUE TU VELOCIDAD GERMINE SISMOS, LOCURA, QUE CUANDO AGARRÉS UNA CURVA SE DOBLE EL ESPACIO TIEMPO Y OCURRAN SINGULARIDADES, DALE, ANDÁ, VAS A VER LO BIEN QUE TE VAS A SENTIR CUMPLIENDO TU SUEÑO, ÍDOLO, GRANDE VIEJA, GRANDE MAESTRO, AMO DE LAS CUATRO RUEDAS, SEÑOR DE LA AUTOPISTA, LORD FERRARI, RÄIKKÖNEN CATALÁN, ETS MOLT GRAN TIU, MOLT MOLT GRAN».